Trenes de Argentina

Hay mil maneras de hacer turismo y cientos de vehículos sobre los que puedes hacerlo, pero sin duda alguna, recorrer un país a bordo de un tren es una de las maneras más pintorescas y divertidas para hacerlo.

Esto los saben muy bien los argentinos quienes tienen a su disposición todo un circuito ferroviario con destinos variados para satisfacer al turista más exigente.

1Tren a las Nubes

San Antonio de los Cobres, en el norte argentino, propone una de las mejores experiencias en trenes del mundo a través de un viaje de 10 horas de duración en el que podrás descubrir las maravillas del relieve andino, puentes, túneles y viaductos. Su peculiar nombre se debe a que los turistas se verán inmersos en un viaje sobre los 4.220 msnm, sintiendo la mágica sensación de estar entre las nubes. Es uno de los recorridos más altos del mundo.

Sus propuestas como las atractivas salidas temáticas de cada mes o la posibilidad de casarse entre las nubes, lo posicionan como el tren más visitado por turistas de todo el mundo.

2Tren del Fin del Mundo

Es un tren turístico con salidas durante los 365 días del año. Invita a revivir los últimos 7 km del antiguo recorrido del tren de los presos. Remonta a los viajeros a la historia, hacia tiempos difíciles, cuando el lugar era una zona inhóspita que solo era transitada por presidiarios que luchaban contras las inclemencias del clima. Su recorrido de una hora con 45 minutos permite admirar ríos, cascadas, grandes bosques e incursionar en el Parque Nacional Tierra del Fuego.

3Tren Patagónico

La Patagonia Argentina es inmensa y para quienes desean recorrerla desde el Océano Atlántico hasta la Cordillera de los Andes, o viceversa, esta es una propuesta muy atractiva. El Tren Patagónico tiene salidas diarias y recorre 821 km por la meseta de Río Negro, uniendo Viedma con la ciudad de Bariloche.

El turista tiene la opción de viajar en clase primera, pulman o camarote, existiendo servicios especiales que garantizan la diversión a bordo con coche cine, restaurante y discoteca.

4Viejo Expreso Patagónico

En medio del paisaje chubutense, al pie de la Cordillera de los Andes, se encuentra La Trochita, locomotora a vapor, con coches originales de 1950, totalmente de madera incluida sus butacas. Este tren recorre durante tres horas la estepa patagónica que cubre la ruta Esquel – Nahuel Pan – Esquel, en un viaje que prácticamente es un “mirador”, pues a través de las ventanillas pueden admirarse la vegetación y los animales de la zona.

Este recorrido nos brinda la oportunidad de visitar una comunidad aborigen mapuche – tehuelche donde se puede disfrutar de la gastronomía y artesanía del lugar.

5Tren Ecológico de la Selva

Su recorrido nos permite admirar las Cataratas del Iguazú, una de las maravillas naturales del mundo y Patrimonio de la Humanidad. Además, se puede llegar muy cerca a uno de los saltos más imponentes como es “La garganta del diablo”. El Tren de la Selva brinda sus servicios dentro del Parque Nacional Iguazú, circulando a baja velocidad para evitar interferir con la fauna y utilizando combustible no contaminante.

Los vagones de este tren no son cerrados y tiene un recorrido de 3.700 m a través de gigantescos árboles en el cual el viajero está en contacto directo con la naturaleza, la selva, el canto de las aves, el sonido de los ríos y el aire puro.