Los mejores destinos donde celebrar Año Nuevo

Nueva York representa como pocas el espíritu de estas fiestas. Recorrer los escaparates de la Quinta Avenida o del Madison Avenue, disfrutar del Cascanueces en el Lincoln Center, pasear por Central Park, pasar la Nochebuena bajo el Puente de Brooklyn, ver la misa de Navidad en Saint Patricks, dar un rodeo por Times Square o patinar bajo Rockefeller Center son, sin duda, las mejores opciones en la Gran Manzana.

Otro gran clásico de estas fechas es recibir el año entrante con las actuaciones musicales de la ciudad histórica de Viena, en especial asistiendo al Concierto de Año Nuevo de la prestigiosa Orquesta Filarmónica de la ciudad o con sus niños cantores. El día de Nochevieja decenas de bandas tocan en las calles valses y el villancico Noche de Paz, canción que nació aquí. No olvidar probar la deliciosa Tarta Sacher.

Centros comerciales decorados con motivos varios y asado navideño abarrotan la estampa de un destino peculiar para disfrutar del fin de año: Buenos Aires. En Nochevieja se lanzan cuadernos y documentos obsoletos desde las oficinas para comenzar con buen pie la temporada laboral. Aparte de la capital, la Pampa, Ushuaia, Tierra de Fuego o Perito Moreno, son otros destinos argentinos espectaculares.

En París, una buena manera de despedir el año es descorchando champagne en los iluminados Campos Elíseos con sus árboles decorados. Ir a la Ópera para escuchar a Haendel, ver el árbol de Navidad junto a Notre Dame o las infinitas guirnaldas que decoran la Torre Eiffel merecen una escapada.

Dejando para otro momento su riquísimo patrimonio histórico y monumental, uno de los mejores lugares para decir adiós al 2010 en Roma, es en los jardines del Pinc io, con vistas a la Plaza del Popolo pero sin tanto agobio, o bien en la Plaza de España. Algo muy típico en la capital de Italia es acercarse hasta el Vaticano para ver la bendición Urbi el Orbi que lanza el Papa.

Al otro lado del charco, mientras unos se mueren de frío, otros viajeros pueden disfrutar de temperaturas más benignas en una terraza en la Playa de los Artistas, con música en vivo, o frente al mar de Pipa, en la costa de Brasil, con una caipiriña. Qué mejor opción en Nochevieja.

Cenar en una típica masía andorrana es, sin duda, otra buena opción para disfrutar de la última noche del año. Las compras saldrán aquí más baratas y también se tiene la opción de esquiar en sus impresionantes estaciones.

Otro clásico navideño pasa por recibir el Año Nuevo junto a la noria gigante del London Eye o cerca del Parlamento con una buena pinta de cerveza y los castillos de fuegos artificiales de fondo. Antes se habrá disfrutado de los villancicos que se escuchan en Trafalgar Square o de la carrera de pudin frente a Covent Garden.

Sofisticación y camaradería se aúnan en la Nochevieja de la Puerta del Sol madrileña comiendo las uvas con las doce campanadas. También en La Habana, junto a la Catedral y con una botella de ron, se puede gozar de un bullicioso ambiente callejero. Además, con música en vivo.

Puntaje: 
Sin votos aún