Frankfurt
Frankfurt

Frankfurt, como ocurre con muchas ciudades en el mundo, es uno de aquellos lugares que tienen muchas facetas, es el fuerte financiero de Alemania, es el centro de producción de BMW y Mercedes Benz (por lo que veremos uno en todos lados), y posee un cielo simplemente hermoso. Frankfurt también tiene muchísimos museos, galerías de arte y una vida nocturna bastante seductora aunque se mantienen las tradiciones en muchos locales.

¿Por qué visitar Frankfurt?

Esta ciudad es compacta y se renueva constantemente por ser tan importante para Alemania, no debemos olvidar que casi se convirtió en la capital de la República Federal de Alemania, cediendo ante Bonn al final. Visitar el casco antiguo (Römerberg) de la ciudad es reconfortante, sobre todo cuando atravesó por tanto daño luego de la guerra y ahora representa una de sus atracciones turísticas.

Si viajamos para la época navideña, notaremos como se abre un mercado a lo largo de la ciudad, lo que resulta atractivo y novedoso para cualquiera. Dentro de las atracciones por las que ir a penas llegamos, contamos el vino caliente “Glühwein” para las noches frías, visitar el Maintower, donde desde arriba nos encontramos con una vista espectacular.

Para los amantes del arte está el Städel, Museo de Arte Moderno y el Schrin como lo más destacado. Si somos fanáticos de la ópera está el New Opera House, y si preferimos el tecno el Cocoon Club.

Vivir en Frankfurt

El poder financiero mundial que ejerce Frankfurt rivaliza directamente con Londres, y posee una población de 670 mil habitantes. Quienes se dediquen a la actividad bancaria vivirán sin estrés en una de las ciudades más poderosas del mundo (en lo económico) y ganarán bastante.

Vivir en Frankfurt es relajado, pues nadie se estresa en el diario vivir y muchos optan incluso por movilizarse en bicicleta, por lo que fácilmente se le podría denominar una ciudad verde. Está garantizado que inclusive en las horas punta, el metro tiene asientos disponibles para todos y más. Otro de los puntos a favor de este fabuloso lugar es que podemos ir a donde sea que queramos en el mundo desde Frankfurt.

Si queremos ir a París, podemos hacerlos gracias al tren de alta velocidad en menos de cuatro horas, el aeropuerto está a 20 minutos de la ciudad y allí tenemos vuelos que van a todo Europa y América del Norte. Finalmente, el Euro sigue siendo la moneda más importante (fuerte), por lo que estar cerca del Banco Central Europeo nos da algo más de seguridad.

Puntaje: 
Sin votos aún