Consejos para llamar a casa cuando se está de viaje

En la actualidad, Internet ofrece un sinnúmero de herramientas para hacer llamadas desde cualquier lugar del planeta donde haya conexión, por lo que ya no hay que gastar una fortuna en llamadas a través de telefonía móvil cuando se está de viaje. Aplicaciones y programas de computadora hacen posible mantenerse en contacto con los seres queridos y con la oficina durante el viaje, suponiendo que se cuente con una conexión a la web.

Desbloqueo de celulares

Quizás lo más apropiado para personas dedicadas a los negocios, es desbloquear su teléfono celular para mantenerse conectadas constantemente, comprando una tarjeta SIM prepagada que funcione en el país de destino, con un número local que pague bajas tasas en llamadas nacionales e internacionales, siempre por debajo de los costos de itinerancia con operadores de Estados Unidos. También puede usar la tarjeta de vuelta a casa y pagar solo minutos de recarga cuando vuelva a viajar.

Emplear una aplicación de smartphone

Si la primera forma es cara o complicada, se puede comprar la misma tarjeta SIM de prepago para usarla con aplicaciones como Skype en su teléfono celular. Esta sería la segunda mejor opción, pero se necesita una conexión Wi-Fi para llamadas de bajo costo, y si se viaja a países del tercer mundo, será difícil conseguir señal. Lo recomendable es dirigirse a un McDonald o Starbuck cercano, que seguramente cuentan con esta herramienta y permitirán la conexión.

Teléfonos en alquiler

Otra forma de estar comunicados es alquilar un teléfono celular si el viaje es de más de dos días, o si no se visitará en mucho tiempo el lugar. Las tarifas por minuto son inferiores a lo que se paga por roaming en una red doméstica.

Dispositivos adaptables

Otra forma de ahorro en llamadas internacionales en instalar un dispositivo en un teléfono fijo en casa del tipo MagicJack a un costo de 40 dólares más 20 dólares, o Vonage desde 10 dólares mensuales, para que los contactos en casa puedan llamar a cualquier lugar donde uno se encuentre. Se requiere de teléfono fijo en ambas direcciones por lo que solo se pueden recibir llamadas en el hotel.

Tarjetas telefónicas

Han perdido popularidad en Estados Unidos, pero son una buena opción en otros países, especialmente en aquellos con una infraestructura móvil deficiente. Inclusive, en países con redes avanzadas, se emplean estas tarjetas para abaratar costos.

Aceptar llamadas

Es el método más antiguo aunque limitado para mantener la comunicación con la familia y la oficina cuando se está de viaje. Algunas redes locales ofrecen tarifas especiales para llamadas al extranjero, y si en casa hay Skype, vale la pena considerar esta opción. La única condición es ponerse de acuerdo para que las llamadas se efectúen a las horas en la persona se encuentre en su habitación de hotel.

Itinerancia internacional

La opción más cara para viajes largos, no obstante es la más popular y conveniente. Actualmente existen muchos dispositivos que incluyen tarjetas SIM con este propósito. En la modalidad de itinerancia se pueden hacer y recibir llamadas y mensajes de texto, así como acceder a datos con el mismo número telefónico. Las tarifas varían por lo que es necesario consultar al proveedor directamente.

Hay que asegurarse de discutir las tarifas antes de viajar y confirmar que el dispositivo y la cuenta están habilitados para la itinerancia internacional.

Para Zach Honig, viajero curtido con visitas a más de 30 países en la última década, estas son las mejores posibilidades de que al regreso, no resulte que se gastó más en llamadas que en pasajes y estadías.

Puntaje: 
Sin votos aún