Centro de Oranjestad
Centro de Oranjestad

Anteriormente desarrollamos dos artículos que hablan sobre las variantes que se pueden hacer en las vacaciones, dejando un poco las típicas playas paradisiacas por hermosas ciudades que están en el mismo entorno, pero que siempre se ven opacadas por los catálogos de agencias de turismo.

Si observan en detalle nuestro listado en “8 ciudades del caribe que deberías visitar” y “Ciudades del caribe, las que no se pueden perder” verán que hay mucho más que disfrutar de la zona conformada por el Golfo de México, América del Norte, América Central y del Sur principalmente. Esperamos que la información sea de agrado y que disfruten con cada destino.

7

Roseau – Dominica

Esta es una isla única en el Caribe, la última que fue colonizada y la más montañosa de las islas del Este. Es por esto y algunos detalles más como la falta de arenas blancas y playas con aguas transparentes que Dominica se considerada una isla anti caribeña, pero aun así los turistas la visitan todos los años.

Uno de los detalles que hace de este paraje uno simpático es el tamaño de la isla, el que no sobrepasa las 29x16 millas en total. Cualquiera puede instalarse a vivir en la capital (que tiene 1.500 residentes), donde hay que adaptarse a hogares de piedra y madera simplemente “históricos”. Parte de los atractivos de Roseau son las excursiones que pueden hacerse, la visita a las cataratas, aguas termales y piscinas en medio de la selva tropical. Aunque dijimos anteriormente no hay muchas playas en este sitio, sí hay puntos de buceo muy buenos para explorar.

El mejor de los viajes que puede hacerse implica seis horas de escalada hasta llegar al Lago Boiling, aunque siempre es aconsejable hacer el viaje con un guía especializado. Como no hay viajes directos a la región, la mejor forma de llegar es mediante Antigua, Sint Maarten o Barbados.

8

Oranjestad – San Eustaquio

Este lugar lo podríamos definir como pequeño, quizá hasta fuera del radar para muchos, pero lo cierto es que esta pequeña isla de San Eustaquio – con una población de 3.400 personas – ha sido el hogar de franceses, caribeños, holandeses y británicos desde 1776 y fue nada menos que la primera extranjera en reconocer a Estados Unidos.

En este lugar se encuentran sitios perfectos para bucear, aunque Statia tiene un solo pueblo – Oranjestad – que es perfecto para recordar todo aquello que se ha perdido con el devenir de los años pues está lleno de ruinas. En el pueblo se pueden explorar remanentes de una sinagoga del siglo 18 e incluso una iglesia holandesa en ruinas. Quizá uno de los atractivos más interesantes sea el poder bucear parte de la ciudad que fue reclamada por el mar hace tiempo, donde hay ruinas de lo que antes habitó la gente.

Puntaje: 
Sin votos aún