Playa Turcos y Caicos
Playa Turcos y Caicos

Continuando con nuestro listado de “8 ciudades del caribe que deberías visitar”, exponemos algunas alternativas para quienes necesitan salir de la monotonía que implica vivir las vacaciones esclavizado a la playa, arenas blancas y a todo lo que los típicos catálogos de agencia de viaje nos ofrecen.

Es así que en esta oportunidad hablaremos de Haití, República Dominicana e Islas Turcas y Caicos.

4

Jacmel – Haití

Haití sin duda no es un destino pensado en todo el mundo, pero después de la reconstrucción que tuvo que hacerle por el gran terremoto que sufrió en 2010, el turismo empezó a repuntar de forma tal que le dio algo de impulso a la economía local. 80 millas al sur de Puerto Príncipe, Jacmel se posiciona como una ciudad encantadora que no recibió tantos daños como la capital.

Aquí podemos encontrar muchos edificios de la era Victoriana, precisamente de aquellos días del café, artesanías hermosas donde destacan los pintados a mano, juguetes para animales y cosas por el estilo. También se recomienda disfrutar de un día de excursión a las cascadas y piscina azul cobalto por apenas $20.

5

Cockburn, Grand Turk – Islas Turcas y Caicos

La capital de esta nación compuesta por múltiples islas, Cockburn, alberga a unas 5.500 personas dentro de una isla que no tiene más de seis millas de longitud. Es un puerto indiscutido para los cruceros por un par de horas, aunque gracias a la música y edificios coloniales se puede pasar bastante rato más.

En sus calles estrechas aún puede verse carros tirados por burros y sitios históricos como el que señalan los locales fue el primer camino a pie que hizo el gran Cristóbal Colón en 1492 al llegar al “Nuevo Mundo”. Las playas al norte como “Pillory” o “Corktree” siempre están vacías, aunque si se quiere practicar el snorkeling lo mejor es ir al sur.

6

Santo Domingo – República Dominicana

La ciudad más larga del caribe, Santo Domingo, es el primer lugar que debemos visitar del Nuevo Mundo. Aquí se encontrará el primer hospital y monasterio del hemisferio, así como también el más antiguo de los fuertes y catedrales que sobreviven desde que le construyó el hijo de Cristóbal Colón.

El centro histórico se llena con rapidez en un par de días antes de llegar a sus famosas playas, por lo que recomendamos sentarnos en cualquiera de los muchos restaurantes que se ubican en los edificios del siglo 16 que se encuentran en la Plaza España o quizá tomar un trago en el empedrado callejón “El Conde”. Si se va en invierno, el Carnaval es legendario, por lo que resulta imposible el perdérselo.

En nuestro próximo artículo "Hermosas ciudades del caribe" expondremos los últimos dos destinos imperdibles en el caribe, aquellos donde no hay sólo playas sino historia y diversión a granel.

Puntaje: 
Sin votos aún