Morir en un viaje

La muerte es un tema delicado del que muchas veces se obvia hablar para no despertar o herir susceptibilidades, por lo que es raro comentar qué puede ocurrir si alguien muere mientras está disfrutando de sus vacaciones.

En las líneas siguientes, se explicarán algunos procedimientos con que cuentan las empresas turísticas cuando se presenta el caso de que alguien muera mientras viaja.

En el hotel

Si una persona fallece cuando está en un hotel, el procedimiento a seguir tendrá que ver mucho con el área del hotel en el que la persona se encontraba. Por obligación, los hoteles deben contar con protocolos claros y precisos sobre cómo tratar el cuerpo de una persona fallecida.

Si una persona muere dentro de la habitación, los pasos a seguir deberían ser los siguientes:

  • La persona que encuentre el cuerpo deberá notificar a un superior, a la recepción o al gerente general.
  • Se deberá notificar a las autoridades locales, en caso se trate de un extranjero, también se deberá dar aviso a la embajada del país al que pertenece el occiso.
  • Si fallece en un área común, ya sea por accidente o de manera voluntaria (suicidio) se tendrá que actuar de la manera más rápida posible, para que los demás huéspedes no adviertan la presencia del cadáver o lo vean el menor tiempo posible.
  • Una vez notificadas las autoridades competentes, al momento de llegar tendrán que llevarse el cadáver de la manera más discreta y por una puerta donde haya menos flujo de huéspedes.

En el avión

Si una persona fallece durante el vuelo de un avión, entonces el procedimiento es el que sigue:

  • Los sobrecargos del vuelo están capacitados para brindar los primeros auxilios a cualquier persona, pero no para declarar la muerte de una de ellas a menos que haya un doctor certificado en el vuelo.
  • Cuando una persona ya no muestre signos vitales deberá ser puesta en una fila vacía o en un lugar donde no haya tanta gente.
  • Antiguamente, los aviones contaban con un espacio especial para casos como este, pero estos modelos ya salieron de circulación.
  • No se recomienda colocar el cuerpo en el baño, pues al no tener la resistencia adecuada, el cadáver puede caer al suelo y ocasionar mayores problemas.
  • Antes de aterrizar se tiene que avisar a la torre que se lleva un pasajero en ciertas condiciones, hay que recordar que no se debe declarar muerto al pasajero, para que las autoridades del aeropuerto estén preparadas y acudan a recoger el cuerpo y hacer los trámites necesarios, como avisar a los familiares o brindar asesoría a sus acompañantes.

En un crucero

Si una persona fallece en un crucero, el procedimiento varía un poco:

  • El crucero sí tiene un doctor que puede declarar muerta a la persona y, además, cuenta con una morgue para almacenar los cuerpos durante el recorrido hasta llegar a tierra firme.
  • Si el hecho ocurre quince días antes de llegar a tierra, se requiere informar a una oficina llamada “Maritime Illness and Death Reporting System” y a la División Global de Migración y Cuarentena (MIDRS).
  • También debe avisarse a la autoridad de aguas territoriales, a la capitanía del puerto inmediato y a la guardia costera.
  • Si una persona ha caído de un crucero, se activa un protocolo de emergencia establecido.
  • Si la caída es presenciada, se notifica al capitán, se reúne al equipo de emergencia y se arrojan salvavidas para marcar el lugar donde cayó la persona.
  • El barco se reposiciona para regresar al punto del incidente, mientras se prepara un bote salvavidas.
  • Dependiendo de la zona donde haya ocurrido, se puede pedir ayuda externa de búsqueda y rescate que puede incluir otros barcos de la zona, mientras que la Guardia Costera puede enviar aviones o helicópteros para explorar las aguas.

En una caminata

Si la persona muere durante algún recorrido, un restaurante o al estarse desplazando a pie, las autoridades locales actuarán de acuerdo a los protocolos para estos casos.

Recomendación

Siempre es importante adquirir un seguro de viajero, más si se realizará un viaje de considerable distancia, pues este seguro cubrirá los gastos relacionados al suceso y brindará asesoría a los acompañantes del fallecido.