La Plaza Roja de Moscu

Es latente el mito popular de que la Plaza Roja, al igual que las paredes del mismo color del Kremlin, originariamente deben su nombre al ideario y simbología comunista.

Imagen

Sin embargo, la palabra “rojo” significa “hermoso”; lo cual sí hace gala a la espectacular obra arquitectónica.

Se puede apreciar, como vemos en alguna de las fotos, la parte oriental del Kremlin, las coloridas cúpulas de la Catedral de san Basilio. Fue diseñada en el S. XV, llamándose primitivamente Plaza de la Trinidad, en la época de Ivan III.

Era el centro de atracción de festivales religiosos, actos públicos multitudinarios, allí también el gobierno efectuaba sus anuncios. Y ya en el período de “Ivan el terrible” era el lugar demarcado para ejecuciones públicas.

Cuando Moscú deja de ser la capital rusa, trasladándose esa nominación a San Petesburgo por obra de “Pedro el grande”, la Plaza Roja cayó en el olvido.

Recién en 1918 recobró su esplendor de antaño al instaurar los bolcheviques a Moscú como capital.

En 1924, en homenaje a Lenin realizan un mausoleo en su memoria donde quedan embalsamados sus restos mortales.

Imagen

Demuelen la Catedral de Kazan y la Capilla de la Resurrección con el propósito de hacer mayor espacio físico para los desfiles militares, lo cual en esa época eran símbolos de ostentación de poder.

El desfile militar más impactante y recordado en la historia seguramente sea el del 7 de noviembre de 1941, momentos del inminente avance bélico de los nazis a Moscú.

En junio de 1945 la plaza nuevamente es el epicentro de atracción, pero esta vez para celebrar la victoria sobre los alemanes.

En la actualidad es un deslumbrante monumento, fiel testigo de la historia, de los cambios y acontecimientos que ha vivido Rusia en el devenir de los años.

La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas ya no existe, Rusia ha cambiado, el capitalismo ya forma parte de la vida de los rusos… pero la Plaza Roja sigue allí, impactante y hermosa como siempre ante los ojos del mundo.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (2 votes)