Parque Guell
Parque Guell

Antonio Gaudí ha dado a luz a maravillosas obras como la conocida Sagrada Familia -una interesante catedral barcelonesa-, La Pedrera, La Casa Batllo y el Parque Guell, un deslumbrante lugar apoyado económicamente por el empresario Eusebi Guell.

Park Guell –nombre original-, ha sido considerado patrimonio de la humanidad gracias a la interesante recopilación de obras de Antoni Gaudí. Dentro del Parque destacan las formas de animales y elementos provenientes de la naturaleza, con una atrayente creatividad que se observa gracias a la diversidad del colorido. El Parque Guell es una mezcla perfecta que no solamente narra lo mejor de la arquitectura moderna con colores, líneas y formas poco usadas para la época, incluso para la modernidad, sino que es además una expresión política y social de la historia catalana.

La mezcla entre el trabajo de Gaudí y el de Eusebi Guell, dio como resultado un parque con todas las adecuaciones turísticas, pero además se convirtió en un lugar lleno de simbología. Más que un proyecto se trató del sueño de crear una pequeña urbanización, una pequeña mirada y una pequeña ciudad, que se convirtió en un espacio de crítica de la sociedad y la historia.

Visitar el Parque Guell

Entrar al Parque Guell es sumergirse en un mundo espiritual, en la vida después de la muerte, es por ello que al entrar al Parque encontramos seis caminos completamente trabajados a base de piedra y cerámica, cuidados milímetro a milímetro, para la comodidad del turista.

Antes de comenzar el proyecto, el Parque era solamente un enorme y grato terreno en medio de una elevada montaña ubicada en la parte alta de la ciudad. Pero la labor visionaria y perseverante logró organizar la vegetación, crear una entrada de casi 400 metros y dos maravillosos pabellones sorprendentes. Además en el Parque Guell es posible encontrarse con la más clara y espectacular vista de la ciudad de Barcelona en todo su esplendor.

Ubicación

Una de las maravillas del Parque Guell es su ubicación, y es por ello que a tan solo 20 minutos del centro de la ciudad es posible encontrar un lugar completamente natural, en donde el ambiente, el arte y el turismo dan un giro al concepto de ciudad agitada. Parque Guell es un espacio que permite el esparcimiento, la tranquilidad y el deporte.

Como el Parque Guell buscaba desde sus inicios ser una parte de urbanización, dentro de su infraestructura es posible encontrar plazas y viaductos, así como un mirador y un museo.

Principales atracciones

  • Escalinata: La escalinata se encuentra en la entrada y se ha convertido con el paso de los años, en el símbolo de los jardines de Barcelona, gracias a la representación de una enorme salamandra elaborada en piedra y tallada en cerámica de colores, a la que no se puede dejar de visitar. La Escalinata cuenta además con escalones elaborados en piedras, y con tres maravillosas fuentes, siendo ésta la manifestación más clara de los denominados: Países Catalanes -Cataluña francesa, Cataluña del norte y Cataluña del sur-
  • Sala de las columnas: Dentro del parque se pueden encontrar 85 columnas que se plantearon desde su nacimiento, como parte del sueño de urbanización de Gaudí, las mismas enseñan lo mejor de sus figuras y formas. Las columnas son un espacio acogedor en donde gracias a su acústica, es posible escuchar interesantes ritmos de grupos musicales, lo que hace más agradable la visita del turista
  • Los Viaductos: Facilitan la comunicación entre la parte superior e inferior del Parque, teniendo en cuenta que la montaña contaba con un desnivel ahora inexistente, dado que se convirtió en un increíble espacio que permire recorrer el parque
  • Museo Gaudí: Fue el espacio y la residencia del arquitecto por un período de casi 20 años, el tiempo que se encontraba dedicado al proyecto del Parque Guell. Se dice que para sus últimos años Gaudí se desplazó a vivir a la Sagrada Familia, otro importante proyecto que está aún por terminar. De esta manera, el Museo cuenta con toda la trayectoria artística de Antoni Gaudí, en donde se observan las maravillosas obras que marcan claramente su identidad, encontrada en elementos como el mobiliario. Entre las obras del Museo, hay objetos que tenían como destino ir a otros de los proyectos del artista tales como La Pedrera y La Casa Batllo
Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)