Islas griegas

Sus precios suelen ser por norma general más caros que si optamos por recorrer el Caribe o el Mediterráneo a través de las mismas compañías, sin embargo, es posible disfrutar de paisajes que no están absolutamente nada accesibles para el turista común a lo largo de todo el año, así como lugares que no tienen nada que envidiar a los otros destinos ofrecidos.

Al zarpar desde Atenas, Mykonos con calles blanqueadas y playas de arena blanca se aprecian unos paisajes idílicos que realmente muy pocos pueden disfrutar durante todo el año, luego zonas pintorescas como Alejkandhra, con sus casas que miran al mar. Este paraje es conocido como la “Pequeña Venecia”.

Se suele pasar una noche a bordo disfrutando del espectáculo, casino, discoteca, después Rhoda, un destino obligatorio para visitar sobre todo su zona de casco antiguo, una ciudad medieval con castillos, fortalezas y galerías palaciegas, repleta de formas arquitectónicas que al turista recordarán a la influencia bizantina.

Santorín con un mar azul profundo y rocas volcánicas antecederá a Dubrovnik, destino situado en la Costa Dálmata, donde se visita también la zona antigua, llena de influencias otomanas y de cultura genuinamente helenística, uno de los últimos rincones grecolatinos visibles para disfrutar por los turistas de hoy en día.

Las rutas marítimas que ofrecen las compañías suelen finalizar el crucero en Venecia, en donde se puede disfrutar de los canales y la ciudad antigua que se conserva prácticamente como desde hace varios siglos. De visita imprescindible antes de marchar de vuelta es visitar el Puente de los Suspiros, y el del Rialto y la Plaza di San Marco. Sea cual sea la compañía que se elija y el itinerario, las vacaciones quedarán grabadas toda la vida.

Un crucero de ocho días de duración incluye salida en vuelo desde Madrid o Barcelona y escalas en ciudades como Atenas, Dubrovnik, Venecia, Brindisi, Katakolon. Los precios para poder disfrutar de un crucero de este tipo oscilan entre los 1.500 dólares y 2.000 dólares en un camarote con vistas al mar que incluye terraza privada. En los precios las compañías no desdeñan en detalles y a diferencia de en otro tipo de cruceros como por el Caribe o el Mediterráneo, aquí algunos sí ofrecen en sus servicios promocionales los pagos de peluquería o de consumiciones en el bar del barco, e incluso los traslados desde el aeropuerto al puerto marítimo para embarcarse.

Las reservas online, incluyen además, otras ofertas promocionales como la posibilidad de asistir a espectáculos teatrales y de ocio en las ciudades donde la embarcación pasará algunas noches atracada.

Los clientes de este tipo de rutas suelen ser personas que tienen interés en el arte y la Historia de la cultura grecolatina, y es por ello que además de ofrecer los viajes en crucero destinos en las islas griegas también se ofrece la posibilidad de conocer lugares de la antigua Roma para que se pueda comparar ambas tradiciones.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (3 votes)