La Casa Blanca en Washington, DC
La Casa Blanca en Washington, DC

Washington D.C., la capital de los Estados Unidos, además de tener el atractivo de visitar el centro del poder, que ya es bastante, es una hermosa ciudad que entrega a los viajeros unas cuantas atracciones y llenas de cultura, historia, tradición y poder. Todo esto, independientemente, del presupuesto que se disponga. Seguidamente Aquí, Washington, una mirada breve a las principales atracciones de una de las principales ciudades estadunidenses.

1

La Casa Blanca

Por supuesto, hay que comenzar por donde debe ser. Si vas a Washington no puedes dejar de visitar la Casa Blanca, símbolo viviente de la historia de los Estados Unidos. El tour guiado –gratis por supuesto- te lleva a recorrer el famoso Despacho Oval, donde con un poco de suerte hasta puedes ver al Presidente, como muchas veces ha ocurrido; el dormitorio de Lincoln y la mítica West Wing o Ala Oeste.

También puedes reservar dentro de tu excursión un recorrido por sus diferentes jardines: El de Jackie Kennedy, el de las Rosas, el de Los Niños y el Jardín Sur.

Esta visita a la Casa Blanca si bien es gratis requiere de un pase especial que, debido a la gran demanda y atractivo que tiene este tour, puedes tardar hasta seis meses en conseguirlo, por lo que la planificación de tu viaje, como siempre, es la clave para unas vacaciones exitosas.

2

Museo Nacional de Historia Americana

Otra interesante e imperdible atracción de Washington es el Museo Nacional de Historia Americana, imponente edificio que, en su tres grandes plantas alberga y atesora piezas únicas y exposiciones que permiten sensibilizarte con la historia de los Estados Unidos casi como si la hubieras vivido. Es un lugar perfecto para visitar, especialmente si vas con niños, ya que además de la lección de historia americana que recibirán de forma directa, también tiene muchos espacios dedicados a la ciencia y con experimentos que están a su alcance… Seguro que jamás lo olvidarán.

3

Memorial Lincoln

Déjate impresionar y acuérdate, cuando sientas un escalofrío recorriendo tu espalda al visitar por primera vez el Memorial Lincoln y tu vista se levante para contemplar la imponente estatua del presidente que abolió la esclavitud y sentó las bases de la unión, que hizo posible que los Estados Unidos sean el país que es y también recordar sus más famosos discursos como el Gettysburg Address o las palabras inmortales de su segundo discurso inaugural.

Y a propósito de palabras y discursos…, “I had a dream”: las palabras que han pasado a ser parte de la esencia de la libertad y de los derechos; Pues fueron emitidas en este mismo lugar por Martin Luther King, en 1963, a las miles de personas que llegaron de todos el país y se apoderaron de la ciudad… Sin duda visitar Washington es revivir la historia.

4

Parque Zoológico Nacional

Otro lugar que hará las delicias de los más pequeños y también de los adultos, por lo que encierra, es el Parque Zoológico Nacional. Un enorme parque que se ha convertido en hogar de muchas especies de animales y aves provenientes de todo el mundo: Osos Panda, dragones de Komodo, elefantes, tigres, leones, pájaros, monos; en fin, es un ecosistema dedicado al reino animal que se puede contemplar en su totalidad y de forma gratuita.

5

Jardín Botánico de los Estados Unidos

La fauna no puede estar completa sin flora y, en Washington está el Jardín Botánico de los Estados Unidos, una magnífica colección de plantas y flores por doquier, instaladas en salas con climatización especial para emular su hábitat natural y en las que te puedes pasear absorto, contemplando maravillas como las exóticas orquídeas, los coloridos tulipanes y los gráciles lirios y por supuesto sin pagar por ello.

Caro o barato a veces son términos subjetivos; especialmente a la hora de hacer un viaje. Todo depende de cómo lo planifiques, de tus intereses y por supuesto del presupuesto. Washington por poco dinero puede ser divertido, educativo e inolvidable… Sólo hay que estar allí.

Puntaje: 
Sin votos aún