Puerto Rico
Puerto Rico

La vida no sólo es playa, por ello aconsejamos a nuestros lectores a variar un poco sus habituales visitas a destinos paradisiacos, dejando un poco la locura por las aguas turquesas, cuevas submarinas y arenas blancas por ciudades hermosas donde la filosofía de vida sea la atracción. Hay ciudades del caribe donde se cuentan historias anteriores a los peregrinos colonizadores, hay centros empedrados que salen del agua y un sinnúmero de atracciones que justifican uno o dos días alejados de la playa.

1

San Juan - Puerto Rico

Gracias a los frecuentes viajes de Estados Unidos, la histórica capital de Puerto Rico es una de aquellas paradas fáciles de hacer donde la diversión está asegurada. Los viejos adoquines del clásico San Juan están repletos de cafés, restaurantes, hoteles y sitios de interés como los dos fuertes que destacan (El Morro y el Fuerte San Cristóbal).

Otro de las ventajas de visitar San Juan está en que su arte es muy bien ponderado, las lecciones de salsa son gratuitas en los clubs, hay restaurantes finísimos en el distrito de SoFo y tras las murallas de la ciudad las playas siguen atrayendo a millones de personas. Para descansar de las atracciones cotidianas no hay nada mejor que una excursión por las cercanías de El Yunque.

2

La Habana - Cuba

Que todo el mundo conozca la Habana no quiere decir que ya no sea fantástica, es por ello que vagar libremente por la “Habana vieja” es casi como estar viviendo en una película ambientada en los años 50. El estilo Vintage de Estados Unidos y los autos soviéticos complementan la experiencia colonial que se vive. Uno de los imperdibles es Casa de la Música, donde se pueden bailar candentes salsas con cubanas muy hermosas.

Los locales aquí beben tazas de café cubano en sitios clásicos como el “Café de las Infusiones”, un sitio donde se puede estar una hora o dos sin darnos cuenta. Hay que tener en cuenta que el vivir ambientado en los 50 no quiere decir que se perderá la comodidad, pues hay hoteles como el Hostal Condes de Villanueva donde se observa la vieja cuba y por dentro un patio privado.

3

Willemstad – Curacao

La capital de Curacao es muy famosa por el centro histórico que le caracteriza (declarado por la UNESCO como patrimonio de la humanidad) donde dos barrios se dividen por un canal. Los hoteles boutique siguen en pie sobre edificaciones del siglo 19, siendo el mejor exponente de ellos el Hotel Kura Hulanda). De esta forma, explorar Willlemstad es interesante por los distintos mercados flotantes que le caracterizan, un museo que muestra en detalle el tema de la esclavitud y varios cafés que parecen venir de Amsterdam.

Revisa nuestro próximo artículo "Ciudades del caribe imperdibles" si quieres conocer el resto de destinos que sugerimos.

Puntaje: 
Sin votos aún