Dubai
La ciudad de Dubái - la Ciudad del Oro

Dubái (Emirato de Dubá) es desde 1.971 uno de los siete emiratos que integran los Emiratos Árabes Unidos (EAU); al sudeste de la Península Arábiga, en el Golfo Pérsico. La ciudad de Dubái es muy conocida como la Ciudad del Oro, entre otras cosas porque tal vez sea la más excéntrica: en ella podemos encontrar un hotel de 7 estrellas.

Una ciudad famosa por sus atracciones turísticas, su ultramodernidad y su zona de grandes rascacielos, uno de ellos es el Burj Khalifa: La estructura más alta del mundo (800 metros), cuya construcción comenzó en 2.004 y se inauguró oficialmente en enero de 2.010. Un obelisco de vidrio y acero en forma de Y invertida que se eleva entre el desierto y el mar, visible a mas de 95 kilómetros.

Un emirato es un territorio administrado por un emir, éste es algo parecido a un gobernador de provincia, pero cada emirato conserva su autonomía judicial, política y económica; recordemos que, históricamente, el petróleo es la principal fuente de ingresos, pero actualmente Dubái se centra en la construcción, el comercio y los servicios financieros.

Dubai está construida alrededor de una pequeña ensenada donde en otros tiempos lo piratas árabes tenían su base de operaciones. Hoy encontramos pequeños botes y taxis acuáticos que cruzan constantemente la cala entre Dubái –al occidente- y Deira en el oriente. Es allí donde al adentrarse ya que es el centro de los zocos (mercados tradicionales) y del comercio.

Por unos 7 dólares podrá fumar shisha, pipa de agua con variedad de esencias de tabaco. También podrá probar algo de comida típica: falafel: bolitas fritas de puré de garbanzos y semillas de sésamo, Moussa mahshi: calabacines rellenos, Labbouleh: maíz partido, remojado y mezclado con cebolla, tomate, menta y perejil. Recuerde que el cerdo está prohibido por el Islam y, por otra parte, el Gahwa (café tradicional, símbolo de bienvenida y hospitalidad) se sirve sin azúcar.

No solo oro negro

Ciudad excéntrica si recordamos que planea construir un archipiélago recreando a escala los cinco continentes: “The World”. Mezcla del Islam y la opulencia donde se unen e interactúan oriente y occidente; ésta ciudad sorprende por donde se le mire, pareciendo casi una ciudad de otro mundo.

ImagenPara ver vidrieras se recomienda ir al Gold Souk, un laberinto lleno de tiendas y joyerías donde reina el oro y las piedras preciosas. Si lo que desea es alfombras o especias orientales, lo suyo es la Deira Tower y el zoco cubierto. El Emirates Mall es un enorme centro comercial donde podrá encontrar una pista de esquí. Una pista de esquí en medio del desierto y de kilómetros de tiendas.

Jumeriah es el barrio de las residencias fastuosas, una vida nocturna muy movida y los hoteles de lujo (unos 300 aprox.). El más famoso de todos ellos es el Burj Al Arab, que significa “torre arábica” en idioma árabe. Considerado el segundo hotel más alto del mundo, está situado en una isla artificial en pleno mar. Su forma está inspirada en una embarcación de vela y cuenta con un helipuerto donde jugaron R. Federer y A. Agassi aquel famoso partido de tenis.

La “Ciudad del Oro” también se caracteriza por una mezquita catalogada como de las más bellas de Oriente Medio y que es la única que se puede visitar en Dubái, contrastando directamente con la belleza de sus excelentes playas, para muchos la mejor es Jumeriah Beach: todo muy limpio, arena blanca y fina donde el agua del Golfo es transparente y una muy agradable temperatura. Es curioso para el visitante ver como en la misma playa se bañan y gozan personas de todas las razas, turistas europeas en bikini junto a mujeres árabes con ropas que les cubren todo el cuerpo.

Otra de las actividades que puedes hacer es pillar un tour al desierto, las excursiones son en camionetas 4x4 (de auténtico lujo) que van a en fila subiendo y brincando por las dunas… cualquier parecido con una montaña rusa o un “rally”, no es casualidad. Dentro del tour puedes hacer sandboarding o cenar en un campamento en medio del desierto.

Por último responder a la pregunta por la seguridad del país: Dubái posee uno de los índices de delincuencia más bajos del mundo, donde es posible caminar a cualquier hora del día o de la noche sin temor alguno. Todas las razas que conviven en esta gran urbe, lo hacen con armonía… el visitante verá como las gentes de allí son muy amables.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)