Se ordenó una revisión del sistema de control del tráfico aéreo en todo los aeropuertos de Estados Unidos, luego de que un controlador de tránsito aéreo admitió haberse quedado dormido mientras estaba de servicio en un aeropuerto de Washington.

Un comunicado del Administrador Federal de Aviación, Randy Babbitt, declaró: "Con efecto inmediato, estamos instituyendo un plan provisional para garantizar que no se repita otra situación como la que ocurrió en el Aeropuerto Nacional Reagan".

En la madrugada del miércoles, un controlador de tráfico aéreo del Ronald Reagan Washington National Airport no respondió a dos aviones que estaban por aterrizar en el aeropuerto.

Babbitt dijo que también ha "recordado a todos los controladores de tránsito aéreo que deben ofrecer a los pilotos la posibilidad de desviarse hasta otro aeropuerto si no hacen contacto con la torre de control".

Peter Knudson, investigador del National Transportation Safety Board, quien revisó las cintas de las comunicaciones de radio, dijo a los medios que los reguladores regionales no avisaron a los pilotos que tenían la opción de aterrizar en otros aeropuertos.

Los cambios de la FAA afectarán a unos 30 aeropuertos en todo el país, los que habitualmente sólo tienen un controlador durante el turno de la medianoche.

El plan que se pondrá en marcha requerirá que un controlador regional se ponga en contacto con la torre de control para asegurarse de que haya un controlador preparado para manejar los vuelos de llegada.

El controlador de tránsito aéreo protagonista del incidente, fue inmediatamente suspendido de toda actividad operativa.

Puntaje: 
Sin votos aún