Soccer City
El estadio Soccer City (capacidad 94.700 espectadores)

El tremendo poder de convocatoria que consigue aunar el deporte rey allá donde acude, pretende colonizar el continente negro este verano. Y lo logrará con poco esfuerzo. Nueve son, en total, las ciudades de Sudáfrica que albergarán, de junio a julio, el primer campeonato del mundo de fútbol que se celebra en territorio africano. Aunque en realidad es la XIX edición del torneo. Acudir a presenciar algún partido es la excusa perfecta para disfrutar de unas pequeñas vacaciones en el país de Mandela y conocer todas las maravillas que encierran sus recónditas urbes. Seguro que te sorprenderá hacer turismo por Sudáfrica.

Pretoria, capital administrativa del país, se erige como ciudad en la que se mezclan tradición y modernidad. Cuenta con una gran cantidad de monumentos y museos que visitar, además de animados mercados.

Johannesburgo, la metrópoli más poblada del país africano (casi cuatro millones de habitantes) y cuarta economía más grande del África subsahariana, es una gran ciudad concebida para vivir y disfrutar al aire libre gracias a sus amplias zonas verdes. Posee rincones de gran interés para visitar, como el Museo del Apartheid o las Cuevas de Sterkfontein, declaradas Patrimonio de la Humanidad. Los hoteles de Johannesburgo, como corresponde a una gran urbe, son de buena calidad y su oferta es amplia y variada. Aunque ahora, con el Mundial de fútbol a la vuelta de la esquina, las plazas escasean y conviene reservar con tiempo de antelación.

Por su parte, acudir a Polokwane supone sumergirse en la tierra del baobab, el árbol más grande de todo el continente negro. En esta región es posible la práctica del senderismo y de las excursiones de aventura.

La capital judicial de Sudáfrica, Ciudad del Cabo, enclavada entre mar y montañas, es un verdadero crisol de culturas con una fuerte herencia malaya. Conocida por su puerto, está considerada como una de las ciudades más hermosas del mundo por su geografía y se ha consolidado como destino turístico de primer nivel.

Una vez aquí el viajero debe comprobar su excepcional emplazamiento, por lo que debe subir en teleférico hasta lo alto de Table Mountain y gozar de las magníficas vistas. A Bloemfontein se le conoce como la ciudad de las rosas y es una exquisita combinación de tranquilidad rural y animación urbana.

Otra de las ciudades futboleras, Bahía Nelson Mandela/Puerto Elizabeth, presume de sus más de 40 kilómetros de extensas playas en las que se pueden practicar todo tipo de deportes acuáticos.

Mientras, Durban, urbe de alto standing, cuenta con una milla de oro de litorales, paseos y restaurantes. Es también la entrada al río Zulú y tiene uno de los mayores acuarios del mundo.

A la ciudad de Nelspruit se le equipara con lo que puedo llegar a ser, si alguna vez existió, el Jardín del Edén, ya que posee impresionantes bosques, cataratas y manadas de caballos salvajes.

Rustenburgo, en pleno corazón de la sabana africana, es una ciudad más bien tranquila. Una vez aquí, a apenas 30 kilómetros de distancia, el turista también puede visitar Sun City, donde se halla el Palacio de la Ciudad Perdida.

Con la celebración del campeonato del mundo de fútbol, la opción de reservar hoteles en Sudáfrica para la temporada estival, es bastante difícil por estas fechas. Escasea el número de plazas de alojamiento, pese a que son numerosas las agencias y portales web que anuncian paquetes en los que se incluye vuelo, alojamiento y traslados. Las mejores estancias para descansar, se ubican en las principales ciudades del país, precisamente en las que se desarrollará el evento deportivo.

Resulta aconsejable hacer turismo en Sudáfrica, en cualquier otra época del año, donde se es posible, desde los 93 dólares, conseguir una habitación por una noche en un hotel de tres estrellas en Joannesburgo.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)