Tigre de Bengala
Tigre de Bengala

En nuestro artículo anterior “Un viaje perfecto a Kerala”, hablamos de lo hermoso que resultaba visitar sus playas y el dedicarse a viajar por el complejo de canales, lagos y ríos interconectados en estas casas flotantes que se han habilitado para tales efectos. Pues bien, en esta oportunidad queremos hacer hincapié a la historia del lugar, los mejores sitios para beber té y la vida salvaje que complementa tanta belleza natural.

Historia

En Kerala hay una fuerte influencia de la comunidad judía, por lo menos desde el siglo I o incluso antes. De cualquier forma, desde siempre esta región ha estado asediada por muchos comerciantes del mundo entero, ya sean árabes, romanos, chinos, marroquíes y hasta portugueses, entre otros. Por ello esta costa es famosa, pues las historias nunca terminan y siempre circulan en torno al oro, especies y la seda.

En Kochi ya no se vive la misma situación que relatamos, pero el ambiente sigue lleno de historias de antaño y de olores que evocan aquellos momentos en que las especies marcaron positivamente la gastronomía del lugar. Los viejos bungalows europeos con tejas de terracota, fachadas amarillas o verde menta siguen en pie, al igual que los almacenes de especias frente al mar.

Munnar, el mejor lugar para disfrutar del té

En Munnar las palmeras, campos soleados y las tranquilas aguas que fluyen entre las llanuras de Kerala dan lugar a cascadas en tierra y a un clima que no siempre está de buen humor. Las colinas de plantaciones de té, que parecen ser eternas, cubren el entorno de un color verde eléctrico entre arbustos que parecen ser nubes pero en el suelo.

Munnar produce el 10% del té que entrega la región, el que la mayoría es de color negro y goza de un sabor sutil y matizado. Para los británicos este era un lugar de vacaciones, aunque no tenían idea de lo bueno que era para cultivar el té por el clima del que goza, los terrenos y la altitud que poseen los suelos.

Wayanad, vida salvaje en todas partes

Cuando un ciervo está a punto de ser atacado por un tigre, éste hace un ruido que oscila entre un eructo y un grito, aunque al comienzo se encuentra completamente congelado mientras intenta reconocer las intenciones del bengala que le acecha entre los arbustos. No obstante lo anterior, muchas veces los ciervos tienen suerte pues los tigres están relamiéndose y buscando un lugar donde descansar después de haber comido, aunque los ciervos seguro no olvidan el susto por el que han pasado.

El tigre de bengala es una de las mayores atracciones para los turistas que visitan la india, por ello acuden a las reservas de vida silvestre donde estos magníficos animales han conseguido aumentar su número luego de la creación de este espacio en 1986.

Puntaje: 
Sin votos aún