Atracciones en Dublín

La oferta de sitios para visitar en la ciudad es realmente muy amplia y variada. Algunas de las ideas para tener en cuenta si se decide visitar Dublín son:

  • Museo Nacional: contiene una colección de piezas de oro única en toda Europa. Son varias las exposiciones que se pueden ver como la vikinga y aquella que corresponde a la Irlanda del Medioevo. Dirección: Kildare Street. Teléfono: 6777444. Horarios de atención: 1 a 17. La entrada es gratuita
  • Castillo de Dublín: edificado en el año 1204. Se realizan recorridos guiados cada 20 minutos. La dirección es: Dame Street. Teléfono: 6777129. Abre todos los días de 10 a 17. El costo de la entrada es de 4,50 euros (6 USD)
  • Catedral Cristo: hay una cripta con reliquias y toda clase de obras religiosas. La dirección es: Christchurch Place. Teléfono: 6778099. El horario de apertura al público es de 9 a 17hs. La entrada tiene un valor de 5 euros (7 USD)
  • Glendalough: es un monasterio celta. Se encuentra ubicado alrededor de paisajes y lagos de singular belleza. La entrada tiene un valor de 3 euros (4 USD)
  • Catedral de San Patricio: es la más grande del país. San Patricio es su patrón. La entrada tiene un costo de 5,50 euros (7,4 USD)
  • Fábrica de Guinnes: tour por el mundo de la cerveza más famosa del mundo. El recorrido cuesta 13,50 euros (18 USD). Abierto de 9:30 a 17
  • Trinity College: universidad más antigua del país en la que han estudiado escritores de la talla de Oscar Wilde, Swift y Becket. El costo de la entrada es de 4,20 euros (5,6 USD)
  • City Hall: llena de cúpulas impresionantes. En su interior, en el sótano se encuentra una exposición de la historia de la ciudad. Abierto de lunes a sábados de 10 a 17. Situado en Dame Street
  • Stephen’s Green: es uno de los parques públicos más frecuentados. Hay gran cantidad de árboles, flores y plantas. Fue fundado en el año 1877
  • Monumento a la luz: su construcción es en acero. Tiene 120 metros de altura y su forma es de cono. Queda situado en la calle principal O’Connell
  • Grafton Street: Las tiendas de moda y los grandes comercios son característicos de esta calle peatonal. También hay músicos por las calles que interpretan melodías durante todo el día
  • Temple Bar: es la zona de la diversión por excelencia, llena de restaurantes, bares y discotecas
  • Molly Malone: estatua de la hija de un pescadero que vendía mejillones y berberechos en la calle, en donde murió de fiebre sin que nadie pudiera hacer nada. Una famosa canción se ha creado en su nombre en 1880. Situada en la céntrica calle Grafton

Información adicional sobre Dublín

Haga clic en cualquiera de las secciones mostradas a continuación para obtener más información sobre Dublín:

Puntaje: 
Sin votos aún