Cerveza alemana
Cerveza alemana

Alemania es conocida por muchas cosas, lamentablemente también recordada por diversos acontecimientos históricos, por ello es un destino cotizado por turistas que intentan conocer más de la historia de la humanidad, anhelan desentrañar la identidad de Europa y sueñan con beber una cerveza fantástica.

En Alemania nos encontramos con más de 1.200 fábricas de cerveza, por lo que es un poco complicado saber por dónde comenzar a degustar esta exquisita bebida. No obstante lo anterior, si nos basamos en la ubicación, cantidad de habitantes, popularidad y número de cervecerías, el ranking está claro.

1

Munich

Si no visitamos Munich y estamos buscando la ruta de la cerveza en Alemania, sería lo mismo que renunciar al paraíso de la cerveza. Aquí hay un sinnúmero de lugares que visitar, comenzando por el “Jardín de la cerveza en familia”, “Raucous Beer Hall”, entre muchos otros. El “Hofbräuhaus” es quizás el salón más ovacionado en Alemania y el mundo a la hora de hablar de la cerveza. Aquí podremos hundir nuestra cabeza en enormes jarras de esta rica bebida entre bóvedas medievales y postales en forma de pretzels.

Participar de la elaboración de la cerveza, ver fotos históricas y estar en el Oktoberfest que dura 16 días desde mediados de septiembre hasta el primer domingo de octubre, son algunas de las cosas que todo amante de la cerveza debe hacer estando en Munich.

2

Bavaria

El tour más tentador ofrecido por la oficina de turismo de Bamberg es el auto guiado en el Museo de la Cerveza de Franconia, donde se incluyen vales de cerveza y jarras de recuerdo para los visitantes. Cuando estemos en Bamberg deberemos ir obligatoriamente al Klosterbräu, cual es la fábrica de cerveza más antigua de la ciudad entramada en madera.

Si queremos saber más sobre la elaboración de la cerveza, también podemos ir a Maisel´s Brauereu-und-Büttnerei-Museum, justo en las afueras de Bayreuth. El tour que se ofrece aquí nos guía por una fábrica del siglo XIX que está llena de cosas divertidas y cerca de 4.500 jarros de cerveza.

3

Alpirsbach

Según una leyenda, Alpirsbach es el nombre de un clérigo que mientras estaba bebiendo un vaso de cerveza, vio cómo se le resbalaba torpemente de las manos para desembocar en un río, por lo que exclamo “All Bier ist in den Bach”. A pesar de ser una anécdota interesante, lo curioso de todo es que sirvió de profecía para lo que sería más adelante la preparación de la cerveza en este lugar, pues se usa el agua pura de manantial para hacer la cerveza.

4

Bremen

La mitad de las cervecerías de Alemania se encuentran en Baviera, y no hacia el Norte, sino hacia una fábrica específica que se ha enclavado en las costas de Alemania para convertirse en una marca internacional, nos referimos a Beck. Gracias a la tradición del Reinheitsgebot, la cerveza alemana se supone que es única y no provoca resaca, aunque no estamos tan seguros de ello preferimos hacer la prueba… ya les contaremos cómo nos fue.

Puntaje: 
Sin votos aún