Verano 2011: los mejores destinos

La eclosión del turismo de masas escogerá de nuevo para veranear el año próximo, destinos tan populares como el Caribe, Estados Unidos, las principales capitales de Europa, las islas Canarias, Mallorca o Bali, paraísos vacaciones que nunca pasan de moda. Las principales compañías de viaje y touroperadores ya se disputan el negocio venidero con la venta de ofertas, descuentos y precios más reducidos con el fin de atraer el interés del turista.

Surcar las aguas del Mar Caribe a bordo de un crucero nunca decepciona. Traslada al viajero a otra época: capitanes intrépidos, sirenas, botellas de ron, inmersiones en aguas nítidas, transparentes, rodeadas de galeones sumergidos y barreras de coral, palmeras, hoteles de lujo, deportes acuáticos, música, frutas, flores, especias. Todo esto y más se concentra alrededor de este Edén personificado en la Tierra. En el Caribe, los destinos más demandados por los viajeros son las Islas Caimán, Jamaica, las Bahamas, las Islas Vírgenes, Saint Barth y Saint Martin, las Granadinas, Barbados o las Antillas Holandesas.

También está la posibilidad nada desdeñable de dejarse llevar y escoger la opción de todo incluido que ofrecen resorts y hoteles de alto standing en lugares como Varadero en Cuba, la Riviera Maya en México o Playa Bávaro en la República Dominicana.

Nueva York y Los Ángeles se erigen como principales focos del turismo veraniego en el país de las oportunidades. La primera es una gran metrópoli dominada por los rascacielos de los que sobresale el archiconocido Empire State. Todo es posible en el corazón y las tripas de este inmenso trasatlántico varado en la costa este de los Estados Unidos. Nueva York sigue tan apabullante como el ombligo del mundo y con la Estatua de la Libertad como su guía perenne.

Los Ángeles es mucho más que una ciudad. Es un concepto, un estilo, una forma de vida. Ejemplifica como ninguna otra la cultura del éxito. Inmensa y desorbitada, la urbe se encuentra dominada por el irresistible encanto de sus playas, la industria cinematográfica de Hollywood y su célebre Paseo de la Fama.

París o Roma ocupan, asimismo, la predilección de muchos viajeros que las escogen como destino de sus viajes de verano. No en vano, la capital francesa es una de las ciudades más visitadas del mundo (más de 30 millones al año). Su belleza y calidad patrimonial ejemplificada en monumentos como la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo, Notre Dame o los Campos Eliseos la convierten en un lugar de obligada visita.

Por su parte, Roma, la ciudad de los sueños y cuna de nuestra cultura, se abre de nuevo como ciudad única y fascinante con todas las maravillas arqueológicas (Coliseo romano), arquitectónicas (Basílica de San Pedro), artísticas (Capilla Sixtina) y monumentales (Moisés) que alberga en su territorio y que el viajero nunca se cansa de contemplar.

Si lo que se prefiere es disfrutar del sol y la playa, nada mejor que decantarse por algunas de las islas españolas más populares, como son las Canarias o las Baleares. La calidad de sus litorales, la excelencia de su temperatura, la rica gastronomía y la abundante oferta de alojamiento y ocio nocturno las hacen muy apetecibles para disfrutar en época veraniega. Otros viajeros prefieren empaparse del exotismo de Bali (Indonesia), sobre todo de la calidad de sus playas.

Puntaje: 
Sin votos aún