Las 7 maravillas del mundo antiguo
La Gran Pirámide de Giza

Las siete maravillas del mundo antiguo son esas construcciones calificadas por los griegos como dignas de ser visitadas y admiradas, algunas de ellas: La Gran Pirámide de Giza, El Mausoleo de Halicarnaso, entre otras.

En la actualidad, la única que permanece en pie es la Gran Pirámide. Son maravillas humanas, excepcionales, que se adelantaron a su tiempo.

1 La Gran Pirámide de Giza

Gran pirámide de Giza

La única maravilla del mundo antiguo que aún se mantiene en pie se encuentra en Egipto, en las afueras de El Cairo, cerca del famosísimo Nilo.

Es la Gran Pirámide de Giza una tumba encargada por el faraón Keops -perteneciente a la cuarta dinastía del Antiguo Egipto- al arquitecto Hemiunu.

Fueron necesarios algo más de 20 años para llevarla a su término y la participación diaria de unos 100.000 esclavos. Estos realizaron su trabajo en condiciones muy precarias. La última piedra se puso en el año 2570 a. C. y desde entonces hasta el siglo XIX la Gran Pirámide de Giza ostentó el título de la construcción más alta del mundo. Finalmente, vale resaltar que consta de tres dependencias principales: la Cámara del Rey, la Cámara de la Reina y la Cámara Subterránea.

2 El Mausoleo de Halicarnaso

Mausoleo de Halicarnaso

Mausolo, rey de Caria, falleció. Su esposa, Artemisa, decidió regalarle una de las sepulturas más bellas de la historia: el Mausoleo de Halicarnaso. A su modo de entender, era una forma de mostrarle el amor a su esposo y el reconocimiento a su labor como regente. Cuando fue rey la ciudad alcanzó su cénit.

La tumba, realizada por algunos de los más importantes arquitectos de Grecia, se construyó en mármol blanco. Constaba de una base rectangular de 30 x 40m, sobre la que se posicionaban unas 117 columnas jónicas que servían de soporte al techo. Finalmente, coronaba el mausoleo una cuadriga con las efigies del rey y la reina. El mausoleo en su totalidad alcanzó los 50 metros de altura.

3 La Estatua de Zeus en Olimpia

Estatua de Zeus en Olimpia

Fidias, uno de los escultores más famosos del Mundo Antiguo, fue el encargado de realizar esta estatua en honor a Zeus, en el año 432 a. C. Su lugar de asentamiento fue el templo de Olimpia. Es bien sabido por todos que esta ciudad ha sido conocida a lo largo de los años por la celebración de los Juegos Olímpicos en la antigüedad.

En esta estatua realizada en marfil, el dios del cielo y el trueno aparece sentado sobre un trono, con actitud paternal, con la mirada hacia abajo, el torno desnudo y un manto sobre sus piernas.

Como nota anecdótica cabe mencionar que cuenta la leyenda que Fidias, al término de su obra solicitó al mismo Zeus una muestra de aprobación de su trabajo. Este le respondió con un rayo sobre sus pies, que agrietó el suelo durante años. Por último, después de 1000 años de existencia, la estatua fue destruida.

4 Los Jardines Colgantes de Babilonia

Jardines colgantes de Babilonia

La ciudad de Babilonia -hoy equivale al actual Iraq-, ubicada a orillas del río Eufrates, se fundó en el año 2500 a. C. Tras un período de guerras y destrucción, se llevó a cabo su reconstrucción, en el siglo VI a. C., durante el reinado de Nabucodonosor II. Por este motivo, se erigieron distintas construcciones, entre ellas, los Jardines Colgantes; un regalo que el rey Nabucodonosor hizo a su esposa Amytis como prueba de su amor.

Los jardines constan de distintas terrazas posicionadas de forma escalonada, con gran variedad de vegetación: flores, plantas, arbustos, y una noria para proceder a su irrigación.

Con el final del Imperio Babilónico, los Jardines -al igual que muchas construcciones- se descuidaron completamente. Y fue en la época del rey Evemero, año 125 a. C., cuando se produjo su incendio y se llevó a cabo su total destrucción.

5 El Templo de Artemisa

Templo de Artemis

He posado mis ojos sobre la muralla de la dulce Babilonia, la estatua de Zeus de los Alfeos, los jardines colgantes, el Coloso del Sol, la enorme obra de las altas Pirámides y la vasta tumba de Mausolo; pero cuando vi la casa de Artemisa, allí encaramada en las nubes, esos otros mármoles perdieron su brillo manifestó Antípatro de Sidón tras su visita al Templo de Artemisa.

Ésta es sólo una de las citas que deja patente la belleza de este templo, aunque a lo largo de la historia podemos encontrar miles con la misma intensidad que ésta.

Este templo de culto fue construido en honor de Artemisa, -hija de Zeus y hermana de Apolo-, también conocida como la diosa de la fertilidad. Su levantamiento llevó unos 120 años. Constó de un altar y distintos templos de dimensiones pequeñas. Finalmente, fue destruido en el 356 a. C.

6 El Coloso de Rodas

Coloso de Rodas

Fue una estatua erigida en honor al dios griego Helios -considerado protector de la ciudad-, en la isla de Rodas, Grecia, en el siglo III a. C. Todos los datos que se conocen sobre esta estatua se deben a las crónicas dejadas por los distintos escritores de la Antigüedad. Sus dimensiones eran: 32 metros de altura y un peso de 70 toneladas.

Después de transcurrir unos 56 años desde su construcción, en el año 226 a. C, un terremoto destruyó completamente la obra.

7 El Faro de Alejandría

Faro de Alejandria

El faro construido en Alejandría, Antiguo Egipto, del año 285 al 250 a. C, tenía como cometido avisar a las distintas embarcaciones de los posibles peligros que se podían encontrar a su llegada al puerto. Desde el Faro de Alejandría se podía divisar una distancia de 50 km y contaba con una altura de 134 metros.

Su construcción se debe al arquitecto Sóstrato de Cnido, durante el mandato del faraón de Egipto, Ptolomeo II. Su destrucción fue consecuencia directa de los terremotos que sufrió la ciudad. En el año 1480 el faro quedó totalmente destruido.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 4.2 (6 votes)