Italia
Italia

Europa es un continente lleno de historia, vida y personas con mucho que entregar, por lo que recorrerlo no será tarea fácil para quienes le visiten por primera vez. En el presente artículo intentamos entregar una forma sencilla, tradicional y divertida de conocer algunos de sus lugares más importantes, para que así el turista pueda sentirse como si fuera un ciudadano más.

1

Ver Alemania en un Trebant

Para quienes no lo sepan, el Trebant es un auto de aspecto gruñón, cuadrado y que se utilizó en el Este de Europa antes de 1989. Lo lindo de conocer Alemania en este vehículo de dos tiempos es que es exactamente la misma forma en que pasaron los del Este al nuevo mundo cuando el muro de Berlín cayó. Quienes estén interesados en revivir esta historia podrán hacerlo en las rutas guiadas con Trebants en Alemania.

2

Ver Suiza en un PostBus

El PostBus es uno de los medios de transporte tradicionales de Suiza, un lugar donde los lujosos y sofisticados barcos a vapor, trenes y vehículos parecen ridiculizarlo de vez en vez. No obstante lo anterior, el turista no debe menospreciar la mística de recorrer la ciudad desde esta perspectiva, pues es realmente atractivo.

Los PostBus son controlados por operadores del servicio de correo, quienes son los encargados de conectar a las comunidades pequeñas donde nada más llega o simplemente son de muy difícil acceso.

3

Ver Francia en un bote de canal

La vida se vuelve lenta en Francia cuando se navegan sus canales. En algún momento fueron las vías más importantes para el transporte de mercancías, sin embargo, hoy sirven como conexión para los asentamientos y son lugares de paso pacíficos. Es muy interesante el rentar un bote, salir una mañana temprano y recorrer las vías navegables con libertad, comprando quizá en alguna linda villa mostaza en los bloqueos que se encuentran por ahí.

Dentro de las vías navegables más impresionantes nos encontramos con el canal “du Midi”, el cual tiene 240 kilómetros de extensión y une al Mediterráneo con el Atlántico (fue construido en el siglo 17 para evitar a los piratas españoles).

4

Ver Italia en una Vespa

Recorrer calles estrechas y vacías, llenas de sendas ondulantes y viñedos con cipreses es de lo mejor cuando tenemos en nuestro poder una clásica Vespa. Hay que decir que las carreteras toscanas son espectaculares cuando se recorren en un vehículo tan local como lo es esta motocicleta. Cuando recorremos con la Vespa tenemos la oportunidad de sentir el olor de las flores silvestres y sentir el movimiento de los caminos empedrados donde sólo una moto puede circular.

Puntaje: 
Sin votos aún