Carnaval de Gualeguaychu
flickr.com

Bienvenidos al mayor espectáculo popular del verano en toda la Argentina: El carnaval de Gualeguaychú, considerado uno de los mejores del mundo. Decenas de miles de asistentes vibran cada año ante el paso de las comparsas en un imponente escenario a cielo descubierto denominado corsódromo a los ojos del visitante. Este espacio creado para la ocasión, que es el más grande del país y segundo de toda Sudamérica, tiene una capacidad para 30 mil personas sentadas, tribunas, sillas y zona VIP. Cuenta además con una pasarela de 500 metros de extensión y 10 de anchura.

El Carnaval en Argentina cobra su máxima expresión en el que se ubica en la localidad de Gualeguaychú. Su sello e identidad propia lo diferencian del resto de festejos que se celebran en todo el continente. Es el carnaval del país. Organizado por clubes deportivos y sociales, cada una de las comparsas que desfilan en Gualeguaychú cuenta con un máximo de 300 integrantes, cuatro carrozas y cuatro trajes de fantasía. Cada año estas comisiones elaboran un tema o argumento central que desarrollan a través de sus atuendos, populares bailes y canciones. Una de ellas, la más majestuosa a juicio del jurado y público, resultará la ganadora.

La fastuosidad en carrozas, la belleza y bailes de sus integrantes, acompañados de los excelente ritmos de batucadas y bandas musicales otorgan una idiosincrasia propia a este carnaval, que además apuesta por la innovación cada año. Por lo general, abre el desfile un grupo llamado comisión de frente que, compuesto por figuras muy visibles y trajes impactantes relacionados con la temática que satiriza, pretende predisponer al espectador. Puede estar precedida también de una figura individual que ondea al frente. A continuación, le precede la carroza de apertura, cuya composición alude al tema tratado; en su parte delantera figura el nombre de la comparsa. Las dos carrozas intermedias también se vinculan con el lema del desfile y la de cierre suele conllevar un mensaje final integrando un solo conjunto con la batucada.

En una comparsa, la pareja de embajadores la integran una mujer y un varón uniformados con llamativos disfraces que suelen portar los colores o algún símbolo de la entidad que le patrocina.

La mujer lleva la bandera mientras el varón baila alrededor de ella con pleitesías y gran boato, no sólo dirigidos a la fémina, también a la bandera

Las escuadras de una comparsa están capitalizadas por una figura o pareja de bastoneros. Cada una representa un subtema dentro de la comparsa. Algunas se complementan con una carroza alusiva.

Los espaldares (atuendos que se soportan sobre los hombros y cabeza) son, sin duda, los más espectaculares que conforman una comparsa, por su tamaño, opulencia y vistosidad. Pueden alcanzar un peso de más de 80 kilos, llevar hasta 2.500 plumas y varios kilos de lentejuelas bordadas una por una, además de piedras, perlas y otros elementos, que en algunos casos superan las 500 mil piezas.

Para la edición de este año, más de 70 mil plumas y trajes de fantasía con 50 mil lentejuelas desfilarán por el corsódromo, todo un espectáculo visual en el que se prevé, asimismo, una auténtica puesta en escena para el disfrute de los más de 25 mil asistentes que se esperan congregar.

Es la fantasía propia del carnaval que, además, permitirá al público bailar en la pasarela al aire libre poco antes del desfile oficial.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)