Viajar con niños y la seguridad en los aeropuertos

Viajar por avión en Estados Unidos se ha convertido en toda una experiencia sin igual debido a los altos niveles de seguridad que se tiene en aviones y aeropuertos. Dentro de ello, lo más estresante para una familia con niños es pasar por la seguridad del aeropuerto, tema del que poco se ha escrito y que seguidamente abordaremos.

El transporte aéreo es una gran alternativa para trasladarse a cualquier punto, dentro y fuera del país. Como resultado del ataque del 11 de septiembre, las medidas de seguridad implementadas en los aeropuertos de Estados Unidos, tanto para vuelos nacionales como internacionales, han sido realmente dantescas. Lastimosamente los menores no escapan a dichas medidas.

Hace poco salió a la luz un controversial video en el que se observa a una agente de TSA (Transportation Security Administration) conducir un riguroso examen manual a una menor de seis años, donde incluso se ve que la agente toca sus partes íntimas, lo cual causó una ola de críticas en la sociedad estadunidense.

Entonces, ¿cómo podemos minimizar el estrés que implica pasar por seguridad del aeropuerto?

Usar las líneas de acceso para familias

La atención en las colas para la sección de familias ha sufrido una mejora considerable, permitiendo a sus miembros pasar al área de espera principal de manera más ágil. Se ha dispuesto el uso de mayor personal de seguridad para ayudar a las familias a atravesar los puntos de control.

En las líneas para familias se tiende a brindar mayor cuidado a la necesidad de menores, a fin de evitar pataletas de último minuto. Incluso, en algunos aeropuertos brindan stickers a los menores una vez terminado el chequeo, y facilitan asientos especiales para que esperen mientras sus padres terminan las diligencias.

Es aconsejable el uso de las líneas de acceso familiar al pasar por seguridad, durante check-ins, e incluso a la hora a abordar el avión. Algunas líneas aéreas permiten abordar a las familias después de la clase de negocios, y antes que los demás. Chequee con los representantes de las líneas aéreas en el counter (ventanilla) y exija un servicio preferencial al viajar con menores.

Los menores no necesitan remover sus zapatos

Los menores de 12 años no tienen la necesidad de remover su calzado a la hora de atravesar por los puestos de control de seguridad en los aeropuertos de acuerdo con los nuevos dispositivos. Sin embargo, necesitan remover sus chaquetas (casacas), correas y cualquier objeto que contenga metal que haga que los detectores se activen. Los juguetes, colchitas, ositos de peluche, entre otros, todavía requieren de inspección mediante rayos X.

Tenga su equipaje de mano bien organizado

Viajar con niños implica cargar con muchas cosas, desde pañales, juguetes hasta aparatos electrónicos. A ello se agrega la necesidad de contar con bolsas selladas requeridas para transportar todo tipo de líquidos, snacks y bebidas para los menores. El problema se presenta durante la inspección al tener que abrir el equipaje de mano, ya que es en ese momento en el que las cosas pueden caerse, los líquidos chorrearse, y los equipos salir disparados por cualquier lado.

Para ello lo recomendable es separar las cosas de los niños en un maletín, mochila, o bolsa especial para pañales, que incluso los menores puedan jalar o cargar, donde se tengan todo organizado en bolsas con cierres herméticos (Ziploc), compartimentos separados, y bolsillos. Adicionalmente, se puede usar bolsas de sellado de colores, stickers insertados en cada bolsa o compartimiento, y sujetadores dentro del maletín.

Explicar los detalles a los menores por adelantado

Es importante platicar con los menores sobre lo que va a ocurrir durante los puntos de control en el aeropuerto, y compartir ciertas normas de etiqueta en los aviones, especialmente si es la primera vez que se vuela. Nadie nace sabiendo, pero la educación comienza en casa.

Por lo general, los menores tienden a llevar consigo algún objeto especial, ya sea un osito de peluche, colchita o juguete, del que por ningún motivo se van a querer desprender. Al ser requeridos que coloquen sus pertenencias en la faja que atraviesa los rayos X, los menores pueden reaccionar desesperadamente, ya que piensan que les están arrebatando lo más preciado. No espere que esto ocurra, converse con el menor antes y durante su estadía en el aeropuerto, explicando cada uno de los procesos por los cuales va a atravesar y la razón de estos. Y si es la primera vez que usted está viajando por avión, observe y pregunte cómo funciona el sistema a cualquiera de los agentes que trabajan en el aeropuerto.

Finalmente, conozca sus derechos y obligaciones como pasajero, de los menores que viajan con usted, y esté al tanto de los cambios en las normas legales referente a este tema para evitar sorpresas y pérdida de tiempo. Una de las ventajas de conocer sus derechos, por ejemplo, es el poder elegir que un menor opte por la revisión manual en vez de atravesar por la máquina de rayos X, ya que existe controversia respecto a los riesgos que el uso de este tipo de mecanismo de seguridad representa para la salud de los niños.

Puntaje: 
Sin votos aún