Viajando por el mundo con poco dinero

Si bien es cierto que el factor económico es fundamental a la hora de decidir viajar por el mundo, no es la única barrera que encontraremos para alcanzar nuestros sueños. Existen otros aspectos, igualmente importantes como la adecuada planificación del viaje y el conocimiento del destino que queremos visitar, los que nos permitirán elegir las mejores ofertas de boletos de avión, descuentos en hospedaje, promociones en los restaurantes y bares que nos gustaría visitar, así como las mejores formas de visitar esos lugares turísticos que los tenemos en nuestra por recorrer.

A continuación, les presentamos una lista de factores a considerar mucho antes de empezar la hazaña de viajar por el mundo con un presupuesto limitado.

1 Primero lo primero

El primer paso es conocer los costos relacionados a la obtención de pasaportes, pagos migratorios, impuestos y demás gastos relacionados con la salida del país en el punto de partida.

Se debe de tener en cuenta también las exigencias de ingreso al país de destino en calidad de turista. Nos referimos concretamente a las vacunas, seguros, certificaciones y permisos que son requeridos en el punto de acceso del país que vistamos durante la temporada de viaje, y que acarrean un costo para el turista, que por lo general se paga en el país de partida.

Es igualmente importante leer con antelación las instrucciones brindadas por las oficinas de aduana a fin de evitar cualquier multa que se pueda generar por el mal llenado de los formularios de declaración (en el avión, por ejemplo); ingreso de productos, bienes y dinero que uno trae consigo; así como cualquier objeto que esté sujeto a restricciones, como las carnes, frutas y verduras en algunos países.

En nuestra experiencia viajando por el mundo, hemos visto como algunos turistas novatos no realizan las declaraciones adecuadas del dinero que llevan, excediéndose muchas veces del monto permitido, y consecuentemente siendo multados por el exceso no declarado. Asimismo, otros turistas llevan productos comestibles que son prohibidos, y encima no los declaran, por lo que les imponen cuantiosas multas que tienen que pagar al último momento si desean ingresar al país de destino.

2 Planeando la compra de los tickets de avión

El siguiente paso sería pensar en los boletos de avión. Para ello, podemos recurrir a miles de ofertas existentes relacionadas a descuentos por temporadas, vuelos cancelados y otras promociones. También podemos acceder a las ofertas brindadas por las tarjetas de crédito, en caso se contase con una afiliación a un programa de puntaje para vuelos.

Una de las mejores formas para encontrar ofertas de tickets de avión de bajo costo son los buscadores de vuelos baratos, entre los que destacan Kayak.com, CheapTickets.com, CheapAir.com entre otros. Incluso existen recomendaciones relacionadas al mejor momento para comprar boletos de avión baratos.

3 Planeando la estadía y hospedaje

Una vez resuelto el tema de los vuelos, el siguiente paso para poder emprender un viaje no demasiado costoso es el hospedaje. La búsqueda es similar a la de los vuelos, y podremos recurrir a herramientas online como un buen buscador de hoteles baratos. Dentro de las mejores opciones existentes en el mercado se encuentran HotelsCombined.es, Bookings.com y Trivago.com, que son básicamente agregadores de ofertas y comparadores de tarifas de diversos proveedores como Expedia.com, Hotels.com, entre otros.

Adicionalmente, puedes ver algunos flats, estudios o habitaciones en alquiler por noche en sitios como Airbnb.com. Incluso, existen otros portales de couchsurfing donde alquilan hasta sillones en casas o departamentos donde uno puede pernoctar por solo $10 por noche, aunque sitios como CouchSurfing.com recomiendan llevar un regalo o invitar a salir al propietario en vez de pagar por el servicio.

Otra opción económica que no se debe dejar pasar son los hostales o hostels, también llamados Youth Hostel, Backpacker Hostel y albergues juveniles. La mayoría de estos hostales son para aquellos viajeros que están de paso por la ciudad “mochileando”, y en consecuencia buscan alternativas más económicas que por lo general incluyen dormitorios compartidos, camas camarotes, áreas comunes de descanso y aseo. Se pueden encontrar hostales desde $15 por noche que cuentan con camarotes y duchas comunales. Lo ideal sería ubicar y contactar directamente con el hostel ya que debido a su bajo costo tienen bajas tasas de vacancia para walk-ins (presentarse en el momento). Para empezar la búsqueda recomendamos visitar la web de Hostelling Internatioanl en www.hihostels.com/es.

4 Planeando el desayuno, almuerzo y cenas

La alimentación es parte fundamental de cada viaje. Lamentablemente no podemos ir provistos de ingentes cantidades de nuestros alimentos favoritos locales a un viaje en el exterior, primariamente debido a las leyes sanitarias que prohíben su ingreso.

En casi todos los destinos principales, existen circuitos turísticos que suelen presentarnos los restaurantes más lujosos y afamados de la ciudad. Sin embargo, para la alegría de nuestros bolsillos no son los únicos buenos restaurantes de la ciudad. Existen muchos otros restaurantes, cafeterías, bares y demás huariques (entiéndase como pequeños lugares secretos de buena comida y a buenos precios), cuyos costos son aceptables para un viajero austero. La diferencia radica en saber encontrarlos y verificar que realmente proveen la calidad gastronómica esperada, sobre todo si se trata de la cocina local.

Buscar restaurantes, bufets, cafeterías, bares, etc., en sitios de revisión de usuarios es un buen punto de comienzo. Algunas recomendaciones de sitios de revisión de usuarios, donde por lo general comparten sus experiencias y suben fotos, son Yelp.com y TripAdvisor.com. Claro está que dichos sitios son portales globales y que tienen información de visitantes de toda la orbe. Existen portales de revisiones más pequeños y regionales, donde los consumidores locales son lo por lo general quienes comparten sus experiencias en los establecimientos de su área. Lo ideal sería ubicar tales sitios web a fin de revisar los consejos y sugerencias de quienes ya han visitado los recintos gastronómicos que nos interesan.

Blogs especializados en recetas de cocina, gastronomía y temas relacionados, son también un buen punto de partida, teniendo en cuenta sin embargo, que la mayoría de estos sitios se enfocan en la revisión de los más comúnmente conocidos puntos gastronómicos. Uno que otro blog nos mostrará una revisión imparcial de un establecimiento, por lo que se recomienda conocer los criterios empleados por el autor a la hora de hacer la revisión de la experiencia.

5 Planeando el sightseeing de la ciudad

Las visitas a lugares representativos pueden realizarse básicamente de dos maneras: 1.) Por medio de un tour guiado, o 2.) De manera independiente o grupal.

Talvez la opción más barata sea realizar las visitas por cuenta propia, es decir, sin contar con los servicios de un tour especializado. Sin embargo, esto no es siempre lo más recomendado y/o económico. Muchas veces por temas de desconocimiento de seguridad de un lugar, nos colocamos en una situación de riesgo por tratar de evitar pagar un poco más por servicios especializados de turismo. Del mismo modo, se puede dar el caso que, tomando un servicio tercero, sea un taxi o bus, el costo sea incluso mayor al tour.

Este aspecto toma mayor importancia cuando los destinos a visitar son generalmente países con altas tasas de delincuencia, subdesarrollo y abuso al turista. Por ejemplo, un tour por las Vegas, Nevada, USA te brindaría una mejor y más económica experiencia que tomar los servicios de un taxi privado, debido principalmente a que son servicios especializados con gran escala que sirvan a miles de turistas diariamente. Por otro lado, una visita al centro histórico de Lima, Perú te podría costar mucho menos si solicitas que un servicio de taxi te recoja y deje en el punto determinado, brindándote suficiente tiempo para que recorras todas las zonas conexas a la Plaza Mayor de Lima, cosa que raramente un tour te lo permitiría en términos de tiempo y costo.

Todo lo expuesto se resume en la importancia de informarse previamente sobre el destino que queremos visitar y planificar el viaje adecuadamente a fin de que podamos minimizar los riesgos y gastos asociados. Siendo inteligente y provisorio con los requerimientos de ingreso y salida a un país, así como en las reservaciones de los servicios necesarios, se podrá ahorrar unos cuantos billetes, sin necesidad de privarse de nada en el próximo viaje.

¡Buena suerte y buen viaje por el mundo con bajo presupuesto!

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 4.5 (2 votes)