Aguascalientes, Mexico
Templo de San Blas, en el Estado de Aguascalientes, México

El Estado de Aguascalientes, en México, está considerado como una de las áreas en la que se puede disfrutar de la mejor calidad de vida. De igual manera, es un destino turístico que puede maravillar a sus visitantes por la majestuosidad de sus edificios, la calidez de su gente y su clima tan singular, los cuales en conjunto, hacen de Aguascalientes uno de los mejores destinos para disfrutar de unas buenas vacaciones en México.

Entre las variadas rutas con las que cuenta el bello estado de Aguascalientes, se encuentra la que conduce al Centro Histórico. Pues es ahí donde se encuentran los edificios más representativos del estado entre los que destacan el antiguo Palacio Legislativo, el Archivo Histórico del Estado, la Biblioteca Torres Bidet, la Casa de la Cultura, la Casa Terán, el Centro de Artes Visuales, el Centro Regional del INAH, el Palacio de Gobierno y Murales, el Palacio Municipal y Plaza de la Patria y Exedra.

El Antiguo Palacio Legislativo está instalado en una finca construida a principios del siglo XX, al estilo neoclásico. En sus inicios, el edificio fungiría como la antigua hospedería, y posteriormente se convertiría en el Hotel París, un hotel de lujo que funcionaría hasta 1982, año en que se convirtió en la sede del poder legislativo hidrocálido.

En el recorrido por el Centro Histórico de Aguascalientes es forzoso visitar el Antiguo Archivo Histórico, un edificio construido también a inicios del siglo XX, con una preciosa fachada hecha de cantera labrada. Ha sido sede de la Feria de Aguascalientes, pues en su interior los espacios adornados al estilo neoclásico, invitan a la celebración cultural de la región mexicana.

La estructura de la que goza la biblioteca Jaime Torres Bidet es, al igual que los edificios anteriores, una construcción al estilo neoclásico tan socorrido por el gobierno porfirista; sin embargo, este edificio cuenta con la singular excepción de ser un edificio más ecléctico, pues muestra influencias modernistas de la Francia decimonónica.

El Hotel Progreso funcionaba en sus inicios como una tienda de almacén llamada “La Gardenia”; pero al pasar de los años se convirtió en el segundo hotel de lujo. A mediados de los años 80 el gobierno del estado decidió rescatar la finca, restaurarla y concederle la ardua tarea de resguardar el acervo cultural bibliográfico para beneficio de los hidrocálidos.

Existen muchos otros puntos de atracción del estado mexicano, sin embargo, para una visita rápida al corazón de Aguascalientes creemos que con estas rutas tiene bastante por deleitarse.

Puntaje: 
Sin votos aún