Parajes únicos de América Latina
Salineras de Maras, Perú

Tierra de contrastes, Latinoamérica refleja extremos en muchos sentidos: sociales, culturales, políticos y geográficos. En este último aspecto, los paisajes van de lo exótico a lo sublime, pasando por una diversidad que sólo se consigue recorriendo el resto del orbe.

En esta región se pueden visitar glaciares, desiertos, selvas profundas, playas, montañas, ríos caudalosos, y bosques húmedos, con climas que incluyen cuatro estaciones en algunos puntos, calor del trópico y agradable frio en bellos parajes. Estos son apenas algunos de los mejores destinos naturales latinos:

Valle del Cocora, Colombia

Excepcionales palmeras que casi siempre permanecen cubiertas de niebla, algunas alcanzan alturas de entre 60 y 80 metros. En horas de medio día se disipa un poco la atmosfera, y puede apreciarse la belleza singular del paisaje, que se torna fuera de serie al caer de nuevo la niebla.

Valle de Cocora

Glaciar Perito Moreno y el bosque sumergido, Argentina

Este glaciar está ubicado en el Parque Nacional Los Glaciares, y en él se encuentran montañas, lagos y hermosos bosques que hacen que figure como una de las maravillas naturales del mundo. Para que se complete un ciclo, hay que esperar hasta 16 años, como ocurrió en el 2006.

Otro espectáculo natural es el bosque sumergido en las profundidades del lago Traful, en la Patagonia, con un fantástico paisaje que pueden apreciar los buzos, nadando entre árboles intactos cual película de ciencia ficción. Sencillamente único.

Jericoacoara, Brasil

Una aldea detenida en el tiempo, Jeri como se conoce también, es un oasis de palmeras y arena, rodeada de gigantescas dunas. Los más hermosos amaneceres se disfrutan inmersos en este paisaje y sólo para vivir esa experiencia, al sitio llegan turistas del todo el mundo.

Montaña de sal y un oasis en Perú

En esta región se ubica una de las salineras más curiosas y bellas del planeta, pues sus miles de terrazas vistas a la distancia, y dependiendo de la luz del día, despiden luminosos destellos que revelan formas y texturas variadas. Son las salineras de Maras.

Otro paisaje encantador de Perú es Huacachina el único oasis de todo el continente, está ubicado a escasos cinco kilómetros del pueblo de Ica. El paisaje no tiene paragón y los turistas que visitan el país, deben incluir este destino privilegiado.

Salinas, Perú

Salto Ángel y Sarisariñama, Venezuela

Churún-Merú lo llamaban los indígenas, y es la caída de agua más grande del mundo, con 979 metros libre. Este espectacular salto está anclado en la región de Canaima, y se origina en un tepuy o montaña propia de la región de paredes totalmente verticales. El expedicionario Jimmy Ángel, lo dio a conocer al mundo, de allí que lleve su nombre.

El tepuy o meseta de Sarisariñama es uno de los sitios más codiciados por investigadores y científicos. En el interior hay agujeros de unos 350 metros de diámetro por 300 de profundidad que por su aislamiento conservan formas de vida prehistóricas, ecosistemas únicos en el planeta. El paisaje de toda la región es de una belleza abrumadora por sus dimensiones, alturas, colores y ausencia de todo vestigio de civilización.

Desierto de Atacama y Glaciar Grey, Chile

Es catalogado como el más árido y seco del mundo. Lo sorprendente es que allí se produce un fenómeno que suele presentarse cada cierto tiempo, varios años, y es la llegada de lluvias que comienzan en julio y concluyen con un amplio muestrario de verdes en septiembre. Se conoce como “desierto florido”.

En contraste se haya el Glaciar Grey, en el parque nacional Torres del Paine. El hielo combina a lo largo de seis kilómetros, diferentes matices que crean lo que parecen obras de arte, con los colores, el reflejo de las nubes, el sol y los cristales, predominando el color turquesa en un lienzo que cambia constantemente.

Glaciar, Chile

No te pierdas Parajes únicos de América Latina - Parte II

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)