Hunza – Pakistán
Hunza – Pakistán

Continuando con la entrega de las regiones del mundo donde sus habitantes viven más años, la segunda entrega:

6

Campodimele - Italia

Esta villa localizada entre Roma y Nápoles, en es conocida popularmente como el pueblo de la eterna juventud en Europa. Es frecuente que sus pobladores lleguen a los 90 años sin haber pasado nunca por el médico. Su dieta se basa el la comida campesina típica italiana, baja en sodio y rica en antioxidantes, que incluye alimentos cultivados por ellos mismos, fruta fresca, caracoles, aceite de oliva, queso de cabra, ensaladas, pescado recién sacado, vino blanco, una bebida de malta realizada con cebada, rica en vitamina B, entre otros. De acuerdo con información de la Universidad de Roma, en Campodimele por cada 300 gramos de hidratos de carbono, se consumen 100 gramos de proteínas y 70 de grasas. Además realizan ejercicio físico de manera regular, atienden su vida social y tienen muy bajos niveles de estrés.

7

Dominica - Mar Caribe

Esta isla del mar Caribe, localizada entre ultramar de Guadalupe al norte y Martinica al sur tiene una población aproximada de 70 mil habitantes y según un relevamiento de hace algunos años, 21 tenían más de 100 años. Entre las costumbres de esta población que se asocia con la longevidad están: La práctica regular de ejercicio físico, el consumo de alimentos frescos, el agua pura y la fe en Dios. Según el profesor Gerald Grell, de Ross Portsmouth University de Dominica, hay 30 personas de más de 100 años por cada 1000 habitantes. Y cree que el medio ambiente es uno de los factores influyentes para ello.

8

Hunza – Pakistán

Este hermoso valle localizado en lo que fuera la Ruta de la Seda, es un lugar donde convergen las cordilleras de Hindu Kush, Karakoram y el Himalaya. Esta zona ha sido visitada por médicos en busca del secreto de la buena salud de sus habitantes y a lo largo de todo el siglo XX reportaron que los niveles de cáncer en Hunza son 0 y que problemas digestivos como colitis o úlceras son desconocidos. En 1964 los cardiólogos Edward Roomey y Paul Dudley visitaron el lugar y realizaron investigaciones, reportando para el American Heart Journal que entre los hombres de la muestra que habían estudiado entre los 90 y 110 años, ninguno presentaba signos de hipertensión arterial o enfermedad cardiovascular. La dieta de los pobladores se caracteriza por ser principalmente vegetariana: Las moras y los albaricoques son las frutas más consumidas y la cebada el cereal más ingerido. Durante los meses más fríos del año, su alimentación se basa en el queso de cabra u oveja y la leche de un animal similar al búfalo, llamado yak.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)