bicicletas en amsterdam
Las clásicas bicicletas de Amsterdam
flickr.com

La crisis económica mundial ha afectado a todos los estándares sociales. Las costumbres han ido adaptándose a estos cambios que se experimentan. La reacción en cadena de consecuencias ha hecho que muchos sectores se vean perjudicados, pero siempre existe la manera de poder adecuarse y seguir disfrutando hasta que pase la tormenta.

Los viajeros o turistas que continúan con la necesidad y el deseo de conocer sitios pueden valerse de determinadas ofertas atractivas. Sin duda, los hostales son ideales para gente joven y no tanto, que con poco dinero puede conseguir sitios realmente sorprendentes.

Algunas alternativas interesantes en Europa:

Viena

  • Alojamiento: El hostal Wombats posee un pub propio, acceso a Internet, cocina para huéspedes, alquiler de bicicletas, parking y sábanas incluidas. El precio de las habitaciones ronda los 19 euros al día
  • Alimentación: Los restaurantes son caros. Viena es una ciudad que se caracteriza por los precios elevados y las cartas de menús se complican aún más por el idioma. Lo más aconsejable es comprar alimentos en los supermercados para después poder cocinarlos. De todos modos, las cafeterías vienesas son mundialmente conocidas por los precios elevados de los cafés que allí se venden y también por las ensaladas que suelen estar a buen precio son nutritivas y suelen entregar otro plato y plástico para conservar lo que sobra ya que suelen ser abundantes
  • Transporte: El sistema es bueno, los autobuses, tranvías y subterráneos funcionan adecuadamente y unen la ciudad. Existen 22 líneas de autobuses nocturnos que recorren las calles a partir de las 24 horas hasta las cinco de la mañana.
    Los niños de hasta seis años viajan sin tener que abonar nada. Los menores de quince años viajan gratis los domingos, días festivos y durante los meses de vacaciones escolares. Existen abonos por 24 horas que cuestan 5 euros, por 72 horas que cuestan 12 euros y sencillos que cuestan 1,5 euros

Roma:

  • Alojamiento: La cadena de hostales de la Juventud de Roma posee una amplia oferta de alojamientos por toda la ciudad con las facilidades correspondientes sobre todo para jóvenes estudiantes. Es posible hallar habitaciones con precios que oscilan los 16 euros la noche. Situado en una zona tranquila, cerca a la Plaza San Pedro. Mediante los ventanales del hostal es posible ver la cúpula del Vaticano. Es un sitio lleno de ventajas ya que hay muy cerca supermercados, tiendas y medios de transporte
  • Alimentación: Hay muchos restaurantes en los que se puede almorzar y cenar por menos de 17 euros. Las pastas recién hechas de “Insalata Ricca”, local que se encuentra detrás de Plaza Navona es un lugar imperdible para quienes por poco dinero pretenden comer muy bien
  • Transporte: El metro de esta ciudad tiene pocas líneas. Los autobuses y tranvía también se utilizan mucho aunque el tráfico es tremendo. Lo que más utilizan los ciudadanos son las motos. La tarjeta mensual de transporte cuesta 30 euros y si es transferible, 46 euros

Amsterdam:

  • Alojamiento: Es uno de los lugares más elegidos del mundo por los turistas. El hostal Meeting Point es famoso por sus servicios y por resultar económico. Aquí se hospedan viajeros de todo el mundo. El ambiente es cálido y sus dueños muy amables. La habitación cuesta unos 16 euros la noche.
  • Alimentación: Las cafeterías son una buena alternativa para comer, ya que los restaurantes pueden salirse un poco del presupuesto estipulado. Los restaurantes chinos, la comida japonesa, indonesa e italiana son otras opciones de las más económicas que pueden hallarse en la ciudad.
  • Transporte: Las bicicletas son el medio característico por excelencia. Es un medio de transporte rápido, barato y ecológico. Pueden alquilarse en innumerables sitios. Hay 15.000 kilómetros de carriles exclusivos para bicicletas. La infraestructura es realmente impresionante por su buen estado. Los autobuses circulan las 24 horas. Hay que abstenerse de subirse a un taxi ya que son los más caros de toda Europa. El metro es muy poco atractivo y cuenta tan sólo con cuatro líneas. 1 hora en bicicleta cuesta 3,9 euros. El billete nocturno cuesta 7,6 euros. Los abonos de 24 horas cuestan 7 euros.

En estos tiempos se requiere constancia y paciencia, hace falta caminar para adquirir la mejor opción y sobre todo, comparar precios ya que en muchos sitios del mundo abusan del turista. Siempre es recomendable antes de salir de casa informarse un poco sobre los lugares disponibles que se adaptan al presupuesto propio y así evitar sorpresas y sobresaltos una vez en el país de destino. Estar informado es la base para lograr unas buenas, económicas y placenteras vacaciones.

Puntaje: 
Sin votos aún