Los castillos más tenebrosos del mundo: Segunda Parte
Castillo de Moosham Salzburgo en Austria

Continuando con la entrega de los castillos más lúgubres del mundo, la segunda parte:

6

Fuerte de Bhangarh en la India (1613)

Localizado en la ciudad histórica India de Bhangarh, amurallada y reconocida por el gobierno como oficialmente encantada, los restos del Fuerte son uno de los lugares más visitados por los turistas. Templos de distintos dioses hindúes, una mezquita, un palacio, son algunas de las cosas que se pueden apreciar luego de atravesar las cinco puertas de entrada al fuerte de los fantasmas. El acceso a las ruinas está prohibido entre la puesta y la salida del sol, debido a las historias de fantasmas que rondan el lugar.

7

Château de Brissac, Maine-et-Loire en Francia (siglo XI)

Este Castillo en cuya fachada refleja las influencias barrocas de la época, es desde 1958 Monumento Histórico de Francia. En su origen fue construido por el conde de Anjou en el siglo XI. Es el castillo más alto de Francia, cuanta con siete plantas y 200 salas. Sus puertas están abiertas al público y año tras año, en él se realiza el Festival del Valle del Loira.

8

Castillo de Turaida en Letonia (1214)

Se trata de un castillo medieval construido en ladrillo rojo, que fue reconstruido recientemente ubicado en la orilla opuesta del río Gauja de Sigulda. El museo de la Reserva es lo más destacado del castillo.

9

Castillo de Carrigaphooca Macroom, Condado de Cork en Irlanda (1436)

Localizado en la vieja ciudad irlandesa de Macroom, que supo durante siglos ser lugar de reunión de los druidas y campo de batalla de las legendarias familias irlandesas, el Castillo Macroom fue propiedad de la poderosa y tradicional familia MacCarthy hasta el siglo XVII. En ese tiempo creció la ciudad y en la actualidad es un destino turitico muy pintoresco.

10

Castillo de Moosham Salzburgo en Austria (1191)

Es una fortaleza de piedra construida por los príncipes arzobispos de Salzburgo, que fuera sede de la corte del distrito en donde durante los siglos XVII y XVII se realizaban juicios y ejecuciones a las brujas y hechiceros. Quizás en parte por esto, el castillo tenga fama de estar embrujado y albergar espíritus y fantasmas. Actualmente el castillo aloja una colección de arte y muebles antiguos, que fueran propiedad del conde Nepomuk Wilzek, un explorador de los polos que compró el castillo y lo transformó en su hogar. En los enormes salones de los pisos de abajo, se guarda una gran e histórica colección de coches.

Puntaje: 
Sin votos aún