Cómo elegir el mejor asiento de avión

Cuando una persona emprende un viaje, sus expectativas al momento de subir a un avión son altas: si viaja con frecuencia por negocios, es un pasajero exigente; si viaja por primera vez, es un pasajero con mariposas en el estómago que desea que todo salga bien.

Sin duda que ambos tipos de pasajero al momento de sacar su boleto de avión intentarán elegir el mejor asiento para disfrutar de un buen viaje. Dado que los aviones no cuentan con un espacio regular, no todos los asientos son capaces de ofrecer el mismo confort, por ejemplo: los asientos ubicados delante de una salida de emergencia suelen no inclinarse, en cambio, los asientos de atrás suelen resultar más cómodos.

A fin de elegir el mejor asiento del avión, en caso de que haya disponibilidad de lugares, veamos algunos consejos para viajar comodamente en un asiento de avión:

1 Reserve con tiempo

Ante todo, para tener la posibilidad de elegir el asiento que desea deberá reservar su boleto con tiempo, dado que si lo saca a último momento, ya no habrá buenos asientos disponibles.

Otro detalle a tener en cuenta: muchas compañías reservan sus boletos sin ofrecer un asiento específico, en cambio, otras compañías permiten elegir el asiento al momento de la reserva. Elija una compañía que le permita ver un mapa de los asientos, y elegir el que desea.

2 Chequee planes y promociones de las aerolíneas

Si viaja de manera frecuente no deje de leer los folletos y promociones que le ofrecen. Los planes para viajeros frecuentes suelen tener muchos beneficios, como por ejemplo, prioridad de embarque y también selección del asiento preferido. Puede consultar cualquier promoción que le interese en la oficina de la aerolínea, en su sitio web o por teléfono.

3 Evite los asientos del medio

Si tiene la posibilidad de reservar con tiempo su asiento en el avión, evite los del medio, decídase mejor por ventanilla o pasillo. Piense que si queda entre dos personas, será mucho más difícil ir al baño, descansar, leer e incluso ser atendido por la aeromoza. No suele ser la opción más cómoda, de hecho, se trata del tipo de asientos que siempre quedan para el final.

4 Seleccione alguna fila de adelante

Las personas que se encuentran en los asientos de adelante suelen ser las primeras en descender una vez que el avión aterriza. Si elige una de las primeras filas, sin duda que bajará del avión mucho más rápido que aquellos que se encuentran al fondo. En caso de que viaje con apuro en alguna ocasión, tenga en cuenta este detalle.

5 Acceda a asientos especiales

Algunas aerolíneas han comenzado a vender asientos con espacio extra para las piernas, sería algo así como el servicio llamado "Cama suite" que ofrecen los colectivos de larga distancia, es decir, asientos que se pueden reclinar y que brindan la sensación de estar en una pequeña cama.

Si tiene la posibilidad de acceder a estos asientos y su bolsillo se lo permite, pues sin duda, que se trata de una opción cómoda e interesante. Si viaja con frecuencia y es cliente habitual de una aerolínea determinada, tal vez pueda acceder a este servicio de manera gratuita.

6 Aproveche los asientos vacíos

También puede suceder que tenga la suerte de subir al avión y note que hay asientos vacíos, ¿quién no los aprovecharía? Recomendación, antes de saltar a una de estas filas vacías, consulte si están disponibles y si puede tomar uno de los asientos, así por un tema de seguridad saben cuál es su nueva ubicación dentro del avión.

Puntaje: 
Sin votos aún