Mareos
Fotocortesía de abcnews.go.com

Al viajar es frecuente salir de la rutina en lo que refiere a sueño, alimentación, etc., y esto puede llevar a que aumenten las posibilidades de contraer enfermedades. Puede que el adaptarse a los cambios de horario, agua, comida y aire lleven algunos días y los niños son los más vulnerables a sufrir estos avatares.

Cuando se viaja con niños, es importante para prevenir enfermedades visitar previo al viaje al pediatra para que recomiende las vacunas necesarias. En general las recomendadas son:

Los problemas de salud más comunes asociados a los viajes

Sin llegar al extremo de una enfermedad, algunos trastornos o problemas de salud son bastante comunes al viajar.

Cambios de horario

Un viaje en sí mismo implica cansancio, muchas horas de vuelo, de viaje en barco, autobús o mismo en automóvil, implican dolores musculares, contracturas, etc., por pasar demasiado tiempo en la misma posición. Si a esto se le suman los cambios de hora, diferentes usos horarios, se produce lo que se conoce comúnmente como jet lag que además de un gran cansancio, puede causar otros malestares como insomnio y problemas estomacales.

Dolor de oídos

El dolor de oídos puede presentarse en algunas personas al viajar en avión, sobre todo cuando este realiza el despegue y/o el aterrizaje, como consecuencia de la presión generada en el oído medio mientras trata de compensar los veloces cambios de presión propios del vuelo.

Para evitar esto, se recomienda bostezar, tragar, masticar chicle y en caso de los bebés, amamantarlos o darles el biberón durante el aterrizaje o el despegue.

Estas recomendaciones contribuyen a que los oídos se adapten a los cambios de presión.

Mareos por los movimientos

Los mareos pueden afectar al viajar en distintos medios de transporte, si bien es más frecuente al hacerlo en barco o avión, también puede suceder en automóvil o autobús. Se producen como consecuencia de las señales contradictorias que llegan al cerebro, es decir por el conflicto entre el oído que detecta movimiento y la vista que no, lo cual favorece las náuseas, vómitos, mareos, sudores fríos, palidez.

Para evitar los mareos durante un viaje:

  • Antes de salir ingerir una colación ligera, ya que los mareos son más fuertes cuando el estómago está vacío
  • En los viajes cortos evitar comer y en los largos, comer bocados ligeros y beber de a pequeños sorbos
  • Ante el primer síntoma de mareo, ingerir algún bocado ligero como por ejemplo una galleta salada
  • Focalizar la vista en algún objeto fijo fuera del automóvil o autobús; en caso de estar viajando en alguno de estos medios de transporte
  • Mantener la ventanilla abierta para que entre aire fresco
  • Hay medicación para prevenir el mareo. Si se es vulnerable a los mareos, consultar al médico antes de viajar

Diarrea y problemas estomacales

Los problemas estomacales y la diarrea son muy comunes al viajar y suelen estar asociados a gérmenes y bacterias que entran al sistema digestivo por el consumo de alimentos o agua contaminada. La diarrea puede ser un problema grave, especialmente en bebés y niños, ya que se deshidratan con mayor facilidad que los niños más grandes y los adultos.

Para evitar estos problemas siga las siguientes recomendaciones:

  • Beber solo agua embotellada
  • Utilizar agua purificada (hervida o purificada con pastilla de yodo) para cocinar, lavarse los dientes o hacer hielo
  • Mantener una buena higiene de manos y usar algún desinfectante o antiséptico a base de alcohol para limpiar las manos en caso de estar en la calle
  • Consumir sólo productos lácteos pasterizados
  • No comer en puestos callejeros
  • Consumir frutas y verduras cocidas o previamente bien lavadas y peladas
  • Comer las carnes y pescados bien cocidos y frescos
Puntaje: 
Sin votos aún