Asia central está llena de bellezas naturales, así como de logros arquitectónicos y de historia, por ello qué mejor que contar con una pequeña guía sobre qué visitar.

Uzbekistan
Uzbekistan

Asia Central va desde el mar Caspio hasta las fronteras de China y Rusia, destacado además por la conocida “Ruta de la Seda” y los innumerables pueblos nómadas que habitaron ese lugar. Así, sin duda son pocos los que se imaginan cabalgando a caballo por la estepa euroasíatica o revisando las alfombras en un bazar de Uzbekistán, pero lo cierto es que la Ruta de la Seda intriga y atrae a muchos turistas año a año.

A continuación les presentamos unos pequeños consejos a los viajeros principiantes que van a Asia Central.

1

Samarkand – Uzbekistan

Son pocas las ciudades que logran concentrar los encantos de la Ruta de la Seda como lo hace Samarkand, y es que Tamerlán (la ciudad) es una vitrina arquitectónica que resulta envidiada por el mundo entero al tener lo mejor del diseño islámico, donde el uso de azulejos azules, grandes cúpulas y un total descuido por las dimensiones (grandes) hacen de esta ciudad algo maravilloso.

2

Bukhara – Uzbekistan

Con su seguidilla de mezquitas, madrazas y mineretes, Bukhara es la quinta esencia de Asia Central en lo que respecta a los mercados. El viejo laberinto de ciudad que encontramos es el mejor lugar para deambular de forma aleatoria, aunque sin perderse la fortaleza de Emir o la muralla de 47 metros del minerete Kalon, el mismo que impresiono al gran Genghis Khan.

3

Khiva – Uzbekistan

La tercera de las ciudades de grandes caravanas ubicadas en Uzbekistan que requiere de un largo viaje por el desierto (preferentemente en avión o por tren de noche). El viaje es largo, sí, pero vale la pena si consideramos la ciudad amurallada Khanate que es casi perfecta, lugar donde se comerciaban esclavos. Tomar el tour por el desierto que le rodea permite a los turistas echar un vistazo a las docenas de fortalezas medievales que están alrededor.

4

Carretera de Pamir – Tajikistan

Viajar por las carreteras de Pamir es considerado mundialmente uno de los mejores trayectos de montaña que puede hacerse. Desde los remotos valles de las montañas que bordean Afganistán, encontramos desvíos de carretera pavimentados entre el valle de Wakhan que forman parte de la Ruta de la Seda antes de subir a la meseta de Pamir. Aquí podremos recorrer lo mismo que Marco Polo hace mucho durante el día, mientras que en la noche acampamos en Kyrgyz.

En nuestro próximo artículo hablaremos sobre más destinos en Asia Central.

Agregar comentario