Autostop

Hacer autostop o dedo suele ser una opción de transporte elegida, especialmente, por aquellos que desean ahorrar y no le temen a la aventura, ni a las sociales. Pero para hacerlo de manera segura y llegar al destino deseado hay que tener en cuenta algunos consejos.

1

El lugar donde pararse a hacer dedo

Si es la primera vez que se va a hacer dedo, es importante considerar el lugar donde colocarse. Es fundamental tener bien en claro dónde se está y hacia dónde se quiere ir. Ya que de lo contrario puede pasar que uno se pierda en un lugar desconocido y eso puede generar cierto desconcierto. También es importante tener en cuenta que dentro de la ciudad generalmente los automóviles realizan sólo viajes cortos y que los mejores lugares para hacer dedo son las salidas de la ciudad o pueblos según el destino al cuál uno se quiere dirigir. Hay que ubicarse en una parte de la ruta en donde no haya rotonda o caminos alternativos, así hay seguridad de que todos los automóviles que pasen por allí siguen por la misma ruta.

2

Equipaje

Es muy importante llevar sólo lo estrictamente necesario, ya que se va a tener que cargar la mochila y tal vez caminar algunos trechos. Pero sí es clave llevar algunas cosas como comida, bebida, protección para el frío, la lluvia y el sol.

3

Imagen

Si bien no se va a salir a la ruta a pedir aventón con ropas de gala, tampoco se puede vestir como un harapiento, ya que la imagen lo es todo para quien va al volante y debe decidir si para o no. También la imagen del conductor debe se evaluada antes de decidirse a subir a su automóvil, si algo no convence es mejor dejarse guiar por el instinto que correr el riesgo.

4

Un lugar perfecto para hacer dedo

Las gasolineras son un lugar perfecto para hacer dedo, ya que allí las personas se detienen, muchas veces descienden del vehículo y se las puede abordar para pedir aventón. Aún cuando no se consiga ningún conductor solidario allí, tal vez si a la salida de la misma.

5

Los camioneros suelen hacer aventón

Los camineros están generalmente mucho más y mejor predispuestos a llevar pasajeros que otro tipo de conductores. Ellos viajan mucho por las rutas largas horas y el llevar a alguien más les hace el viaje más placentero y llevadero. Si se viaja de copiloto en la cabina, darle conversación es una muestra de gratitud. Viajar con un camionero tiene varias ventajas, ellos suelen recorrer distancias largas, conocen muy bien los caminos y los mejores lugares donde detenerse a comer algo.

Puntaje: 
Sin votos aún