GPS
GPS

Planificar un viaje requiere de varias cosas, aunque lo que resulta más complicado no es anotar lo que se hará en un papel, sino el ir concatenando cada una de las cosas que queremos hacer sobre la marcha. Un ejemplo de lo anterior es lo que típicamente sucede cuando estamos conduciendo, nuestro copiloto busca desesperadamente el cruce por el que tomar un desvío y de pronto caemos en la cuenta de que nos pasamos unos kilómetros ¿Qué pasó? ¿Fallo la planificación o el copiloto?

Para evitar este tipo de impases, lo mejor es aprovechar la tecnología para que todo lo que queremos hacer se desarrolle en tiempo y forma, sin percances ni fallas de ejecución.

Planificación y ejecución del viaje

Una vez que tenemos el itinerario de lo que queremos hacer en nuestro viaje, deberemos pasar a la fase 2, cual es desarrollar el plan en ruta. Consejos que nos pueden ayudar en esta instancia son el aprovechar la tecnología disponible, como por ejemplo Google Maps. Aquí hallamos una función conocida como “My Places” que nos permite crear rutas con diversas notas de paradas durante el transcurso de la misma, sin duda algo muy práctico.

Otras de las funcionalidades que se agradecen es el poder admitir colaboradores en la elaboración del mapa e itinerario, a la vez de poder compartir con los amigos el mismo en una URL específica. Cuando disponemos de un buen Smartphone, podemos aprovechar toda la potencia de Google Maps al conectaros vía Internet con él. Quizá el único inconveniente de este sistema es que el cobro por trasmisión de datos al estar fuera del área de cobertura de nuestro ISP puede encarecer los costos del viaje, por lo que hay que informarse.

Si no queremos depender de nuestro teléfono en un viaje al extranjero, una alternativa viable es usar un GPS convencional, pues la gran mayoría incluye funciones para planificar viajes. Ahora bien, si no queremos tener un Smartphone y además un GPS, siempre podremos comprar aplicaciones de TomTom, Navigon, Garmin o TeleNav disponibles para móviles con GPS. Lo bueno de esta opción es que nos olvidamos del cobro por la conexión de datos, disponemos de todos los mapas que descarguemos previamente y podemos hasta aprovechar las ventajas de la navegación “turn-by-turn” que todos anhelan.

Consejos

Si vamos a viajar en coche, un buen consejo es comprar un kit de carga y posición para el vehículo ya que los móviles cuando se activa el GPS tienden a calentarse y a perder mucha batería, cosa que no queremos ocurra. Para comprar el kit de carga para vehículo y el sostenedor para la consola central, podemos visitar ebay o sitios similares, donde las ofertas abundan.

A la hora de navegar, una buena alternativa es aprovechar las ventajas de una tableta o iPad, pues éstas además de tener GPS mantienen en calma a los niños que van dentro del vehículo, los que a ratos pueden sobrepasarnos en el viaje gracias a su ansiedad.
Por último, hay diferentes empresas que ofrecen programas de navegación sin costo alguno, como por ejemplo Nokia, Samsung, Android, Apple, entre otros, por lo que conviene aprovechar esta granjería.

Finalmente, como la navegación no lo es todo, existen ciertas aplicaciones que nos permitirán conocer de forma local los atractivos de una ciudad o los locales en los que nos conviene comer, etc. Algunas de éstas son Wenzani, Foursquare, Beanhunter, Urbanspoon y Zagat. Si queremos evitar los controles en carretera (multas), una buena idea es aprovechar “Trapster” e incluso “Park Patrol”, aplicación que nos avisa si hay algún inspector de aparcamiento cerca, si se están haciendo patrullajes en la zona e incluso del precio de los combustibles.

Puntaje: 
Sin votos aún