Puebla

Se fundó en 1531 y cuenta la leyenda que un grupo de ángeles descendieron del cielo para mostrarle al obispo Julián Garcés dónde se debería levantar la ciudad, por lo que muchos la nombraran como la Angeolópolis o también Poblanos.

El clima de la ciudad de puebla es bastante agradable en las mañanas, con temperaturas que bordean los 24° Celsius como promedio, aunque las noches son algo diferentes, pues pueden haber 4° Celsius sin ningún problema.

Durante los meses de abril hasta octubre hay lluvias, por lo que de visitar Puebla, habrá que ir prevenidos.

Los platos típicos

Parte de la comida disponible en Puebla es el “mole poblano”, el que consiste en una salsa espesa que utiliza de chocolate y chile (ají muy picante), aparte de otros ingredientes, la que sirve como especial aderezo para el pollo o el pavo. También podrán consumir los turistas el exquisito plato de chiles en nogada, lo que no es otra cosa más que chiles rellenos de carne y frutas, donde se pone una salsa de nuez y granada.

Los hoteles

En una tierra rica en historias y en lo relativo al arte culinario, tejidos y otras cosas, no puede faltar una gran cantidad de hoteles de excelentísimo nivel, los que ofrecen tarifas entre los 54 dólares hasta los 120 dólares como promedio.

Algunos de los buenos hoteles que pueden elegirse para el próximo de los viajes que se realicen a puebla, pueden ser:

  • NH Hotel Puebla por 54 USD la noche, ubicado en Avenida 5 Sur
  • Camino Real Hotel Puebla por 89 USD, ubicado en 7 Poniente
  • Hacienda del Molino Hotel Puebla por 55 USD, ubicado en Calzada del bosque 10
  • Hotel Aristos Puebla por 32 USD, ubicado en Av. Reforma Numero 533
  • Fiesta Americana Hotel Puebla por 79 USD, ubicado en Boulevard Atlixcayótl

La china poblana

Ciertamente, uno de los incentivos que atrae a muchos nuevos visitantes es el conocer el legado que posee, así como la historia de Puebla, la que cuenta como uno de sus mayores recuerdos a la llamada “China Poblana”, cual es un monumento realizado en honor a Catarina de San Juan, una mujer que vivió desde el año 1609 a 1688 y que provenía de Delhí, India.

Esta mujer, cuando pequeña, fue raptada y vendida posteriormente a un comerciante de origen portugués. La que más tarde llego como empleada a la casa de Don Miguel de Sosa, aunque él y su esposa terminaron por adoptarla a la edad de 11 años.

Cuando creció, se casó con Domingo Suárez, y se caracterizó por poseer un comportamiento ejemplar, pues habitualmente realizaba diversas obras caritativas, por lo que copiaron su habitual vestido y reemplazaron los colores originales por los de la bandera de México. La estatua que se ha hecho en honor a Catarina, puede verse en Boulevard Héroes 5 de Mayo y la Avenida Defensores de la República, donde resaltan los hermosos decorados de azulejos.

Agregar comentario