Transporte en Valencia
Los originales y ecológicos trixis de Valencia

Paseos en bicicleta y en catamarán. Hoteles con vistas a la Ciudad de las Artes y las Ciencias, o en pleno barrio del Carmen, a la orilla del antiguo cauce del río Turia o del mar, de 250 habitaciones o de sólo tres. Restaurantes de cocina creativa o bares de toda la vida para tapear habas y clóchinas. Un local de música salsera con un acuario integrado en la barra o un museo dedicado a Concha Piquer. La oferta de ocio y entretenimiento a todos los niveles es posible en Valencia, una de las ciudades más destacadas de todo el Mediterráneo.

Aeropuerto, rutas, metro y taxis

El turista que llega a la capital de la Comunidad Valenciana en avión aterriza en el aeropuerto de Manises, emplazado a ocho kilómetros al oeste de la ciudad. El acceso por carretera se realiza desde la autovía V-11, que conecta la A-3 (Autovía de Madrid a Valencia) con la V-30. Y en metro se llega a través de las líneas 3 y 5. Desde la propia terminal se puede coger un taxi para llegar al hotel donde se tenga la reserva o bien decantarse por otra opción, la del alquiler de un vehículo. Son numerosas las empresas que prestan este servicio en el aeropuerto valenciano, como Hertz, Pepecar, Solmar, Goldcar... El precio medio de alquiler ronda los 30 euros al día.

Precios y bonos para el transporte público

Una vez que el visitante haya dejado sus maletas en el hotel, llega el momento de comenzar el itinerario para conocer esta estupenda urbe levantina. Y lo mejor para ello es moverse en transporte público. Valencia cuenta con una red importante y ciertas ventajas que economizan la estancia, como la adquisición de un bono de 10 viajes que se puede utilizar indistintamente en autobús, metro y tranvía, con transbordos de un medio a otro permitidos. Cuesta 7,45 euros y se compra en quioscos, estancos y estaciones de metro.

En los mismos establecimientos se venden billetes para viajar sin límite en cualquiera de los tres medios durante uno, dos o tres días por 3,50, 6 y 8,60 euros, respectivamente. Los billetes sencillos cuestan 1,40 euros (metro y tranvía) y 1,2 euros (autobús).

La Valencia Tourist Card es válida para uno, dos o tres días (10, 16 y 20 euros respectivamente), permite viajar sin límite en cualquier medio de transporte público y obtener descuentos en 150 museos, comercios, hoteles y restaurantes. Se adquiere en las oficinas de turismo y en algunos de los establecimientos asociados.

Carril de bicicletas

Para los que les gusta recorrer una ciudad de forma calmada, Valencia cuenta con un carril de bicicletas de 68 kilómetros, ideal para recorrer el antiguo cauce del Turia o la zona del puerto deportivo y las playas. Varias empresas ofrecen alquiler de bicicletas, con guía o sin ella (Cyclotourbike, Doyoubike, Bike Trip, Visitas Guiadas). Cyclosvlc propone rutas guiadas en trixis, que son nada menos que triciclos de diseño futurista.

Catamaranes

A través del mar, Mundo Marino ofrece recorridos por el puerto deportivo a bordo de un catamarán a vela, que atraca frente al hermoso edificio Veles e Ventsa, uno de los íconos de la Copa América o de los grandes premios de Fórmula Uno. Port Albufera y Albufera Parc llevan en barca por la Albufera, el gran humedal valenciano.

Información útil

La oferta de autobuses la puede encontrar el turista mediante la Empresa Municipal de Transportes cuyo teléfono es: 963 158 515, o la de taxis a través de los números: 963 703 333 y 963 571 313.
Otra forma divertida y curiosa de recorrer la ciudad es con el segway. Para más información llamar a los teléfonos 963 155 937 y 666 714 838.

Como primera toma de contacto con Valencia, resulta recomendable subirse al autobús turístico, que ofrece un amplio itinerario por toda la ciudad. Está disponible todos los días, de 10.30 a 19.30 (de abril a octubre hasta las 21). Salidas cada 30 minutos en la plaza de la Reina. Precio: 14 euros.

Información adicional sobre Valencia

Haga clic en cualquiera de las secciones mostradas a continuación para obtener más información sobre Valencia:

Puntaje: 
Sin votos aún