Lineas de Nazca

Aunque solamente pueden ser observadas desde el aire, para identificarlas con mayor claridad y ver en conjunto lo que desean expresar, las Líneas de Nazca son cientos de figuras retratadas en las pampas de Jumana, en el desierto de Nazca, con diseños simples y normales, permitiendo mostrar lo mejor del encanto de la cultura Nazca en el sur de Perú.

En los diseños se encuentran figuras con dibujos de animales como aves que llegan incluso a tener 275 metros de largo, lo que indica claramente el trabajo y esfuerzo de los pobladores Nazca, quienes desearon construir un legado capaz de permanecer hasta nuestros tiempos, y es por esta razón desde 1994 las Líneas de Nazca han sido consideradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Las figuras de Nazca

La gaviota, la garza, la grulla, el astronatua, el mono y el loro, entre otras especies, son los dibujos más representativos de las líneas. Incluso hay una ballena asesina de 27 metros, un caracol, una araña, un perro con patas, y en cuanto a reptiles hay una serpiente y una iguana, además de un lagarto que ha sido cortado por la carretera Panamericana Sur. Sin embargo, los dibujos son menores si se comparan con los diseños geométricos, que llegan a ocupar la mayor parte del terreno, con figuras simples y normales –para nuestra época-, como triángulos y cuadrados.

No solamente llama la atención el increíble trabajo realizado por los pobladores de la cultura Nazca, sino que además se ha comprobado técnicamente que las líneas son perfectas. Cada dibujo guarda la proporción y las rectas cuentan con precisas desviaciones a lo largo de kilómetros, lo que indica que los pobladores de la época contaban con conocimientos y habilidades geométricas avanzadas.

El cruce de las Líneas de Nazca constituyen lo más visible y es una cruz que sirve de referencia para encontrar los demás dibujos. Vea la imagen en Google Maps.

Sobre la cultura Nazca

Uno de los aspectos que más desarrolló la cultura Nazca fue la cerámica, en la que también se observaban diseños de animales, y en ocasiones figuras de hombres mutilados. Seguramente relacionadas con aquello que percibían en su realidad, lo que querían grabar, y que afortunadamente hoy guardamos en la historia.

La civilización indígena Nazca surgió en la época conocida como preincaica, una cultura que comienza en el siglo I y decae en el VI. Pero si algo dejaron claro sus pobladores es que el dibujo, así como la admiración de los animales, los hacen ser para la época unos verdaderos artistas, pues además de la cerámica también trabajaron textiles y metales, guardando fidelidad en cuanto a la perfección de sus diseños.

Expresión, incluso en la actualidad

Algunos estudiosos han afirmado que las líneas de Nazca corresponden a un calendario astronómico, esto demuestra que las imágenes no solamente han llamado la atención por su belleza y perfección, sino también por aquello que los antepasados pobladores de Nazca deseaban expresarle a la humanidad, y que quizás hoy -catorce siglos después- aparecen comentarios que relacionan las figuras incluso con pistas de aterrizaje para naves extraterrestres. Es que son tan increíbles que, a veces, al mismo hombre le cuesta creer en sí mismo.

Dentro de las representaciones hay un hombre que parece ser un astronauta, de allí se han desprendido interrogantes que cuestionan la madurez de la cultura, por preguntarse sobre la vida en otros planetas, teniendo en cuenta, que dichas figuras han trascendido en el tiempo, y nos cuestionan aún en la actualidad. También existe una gran duda que ha despertado interés tanto a gente común como a científicos e investigadores y es: ¿Por qué las figuras solamente pueden observarse sobrevolando el terreno?, y mejor aún, ¿cómo lograron los nazcas que sus diseños fueran tan perfectos?

Sobrevivir a través de los siglos

Nadie sabe realmente cómo llegan a permanecer las Líneas de Nazca a través de los siglos, teniendo en cuenta que han logrado subsistir vientos, lluvias, cambios de clima, cambios de vegetación e incluso terremotos.

Las líneas tienen una anchura entre 4 y 21 decímetros, profundidad de 30 centímetros -aunque algunas son bastante menos profundas, casi al ras del suelo-, y se extienden de forma variable llegando a medir hasta 275 metros de largo. La extensión total del área que las alberga tiene entre 520 a 800 kilómetros cuadrados. Se ha establecido que su permanencia ha sido gracias al clima del lugar, donde llueve solamente 30 minutos cada dos años. Otra afirmación sobre su preservación a través del tiempo es que al suelo al estar compuesto de yeso y permanecer en contacto con el rocío hace que las piedras se peguen aún más a la base.

En vías de desaparición

A pesar de ser un gran legado para la humanidad, y a pesar de que sus figuras llegan a tener múltiples interpretaciones, las Líneas de Nazca tienden a desaparecer.

Por la Pampa -lugar en el que están ubicadas-, cruzan constantemente camiones que trituran la tierra compacta hasta convertirla en un polvo muy fino, que con los fuertes vientos de la zona llega a levantarse destruyendo el fondo de los dibujos. Esto indica que si este tipo de trabajo se continúa realizando, en poco tiempo las figuras desaparecerán.

Las Líneas de Nazca no solamente transmiten la grandeza de sus esquemas, guardan también la historia de pobladores antepasados, que como los libros, quisieron dejar un legado para que permaneciera a lo largo de los años. Por esta razón, ¿es posible evitar su desaparición? Lo único claro es que no sería muy grato para las próximas generaciones negarles su historia, que será algún día la gran riqueza cultural que le heredaran a sus hijos, nietos y biznietos a lo largo de los años.

Una ayuda a la conservación de los legados de las civilizaciones pasadas la constituye en cierta forma el turismo que, al crear ingresos constantes para la zona, pone en marcha políticas más efectivas de protección. La afluencia turística es muy grande, algunos visitantes se alojan en Lima aunque otros prefieren quedarse a dormir en alguno de los hoteles de la región para poder sobrevolar a primeras horas del día las famosas líneas peruanas. (Hay varias empresas que ofrecen el paseo de poco más de media hora y que cuesta 70 dólares aproximadamente por persona). Muchas de estas excursiones se ofrecen como parte del paquete de viajes de turistas que llegan a Lima a conocer lo mejor de Perú.

Agregar comentario