Semana Santa en Espana
Foto cortesía de cuellar

Se acerca la Semana Santa, probablemente la semana de más importancia en el año para el pueblo cristiano alrededor del planeta. Uno de los países con más profunda raíz cristiana es sin duda España, donde los festejos de semana santa reúnen a todo el pueblo español.

La Semana Santa en España recibe también a extranjeros, por un lado están los devotos en busca de recogimiento y por el otro, aquellos que son atraídos por la oferta cultural y de color que ofrece el turismo de semana santa en la península. Muchas de las celebraciones han sido declaradas de interés turístico nacional e internacional.

Son cientos los rituales que las diferentes hermandades y cofradías realizan a lo largo y ancho del país durante la conmemoración de la muerte y resurrección de Cristo.

Castilla y León

En Castilla y León la no ostentación y el silencio de las celebraciones es una de las principales características a destacar. Los festejos de Semana Santa son protagonizados por figuras religiosas talladas en madera de enorme belleza que recorren las calles en procesión como si tomaran vida para los festejos de semana santa.

Cada lugar expresa su devoción de distinta manera pero siempre con fervor y pasión, en un sepulcral silencio. Uno de los lugares más recomendables en al zona de Castilla y León es Zamora.

A pesar del paso del tiempo esta región ha logrado mantener en sus procesiones el respeto por las características principales heredadas através de los siglos. Cientos de hermanos desfilan por la noche y hasta la madrugada con los pies descalzos y transportando valiosísimas imágenes de crucificados que se veneran durante el resto del año en las parroquias de la ciudad.

El visitante se ve sorprendido por el contraste entre el silencio nocturno y la música y luminosidad de las procesiones diurnas que, de todas maneras conservan el dramatismo propio de la presentación.

Otro de los lugares atractivos de Castilla y León es Valladolid, donde se mezcla la rigurosidad religiosa con la belleza artística que ostentan sus tallas y con la alegría y el color de las fiestas en los diferentes municipios.

Andalucía

Andalucía, en contraste, presenta en sus festejos de Semana Santa un espectáculo de luz y color. La primavera perfuma la celebración con azahares que se mezclan con el aroma de los inciensos al paso de nazarenos con sus túnicas llenas de color, acompañados por la música de las bandas con sus cornetas y tambores.

Sevilla es, sin duda, uno de los lugares más atractivos de Andalucía. Es allí que se celebra la popular “madrugá”. Declarada de Interés Turístico Internacional, es la más especial de las celebraciones sevillanas y se desarrolla de la noche del jueves a la madrugada del viernes santo.

En ésta zona existen un sin número de tradiciones que son acatadas por los lugareños pero también por los turistas. Entre ellas, el Domingo de Ramos el riguroso luto en los varones y mantillas negras en las mujeres, o el estrenar una prenda nueva, comer alimentos tradicionales como torrijas, bacalao o garbanzos.

Castilla de la Mancha

Castilla de la Mancha, lugar de profunda tradición religiosa, pero que se mezcla con tradiciones paganas heredadas de los primeros pueblos que poblaron la península ibérica y que se han mixturado con influencias cristianas. De ésta particular hibridación cultural resulta una explosión de color y alegría que se manifiesta através de danzas, trajes típicos, música y que se renueva año tras año.

En Castilla de la Mancha está Toledo, una región que ofrece gran recogimiento en los desfiles procesionales que caminan por las estrechas callecitas de la ciudad. Es más que destacable la procesión de sábado santo, durante la cuál los miembros de la Hermandad del Cristo de la Buena Muerte esperan de rodillas, iluminándose con faroles, la salida de Cristo de San Juan de los Reyes.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (2 votes)