Chaco - Paraguay
Chaco - Paraguay

Las autoridades paraguayas han declarado en los últimos días que tienen evidencia de haber encontrado una tribu en las cercanías de los bosques del Chaco que tiene la particularidad de jamás haber sido contactada por la civilización. Este descubrimiento se llevó a cabo por dos compañías brasileras que comenzaron a trabajar en la región y poco a poco invadieron el espacio donde se desenvolvía la tribu.

El temor que se tiene ahora es que estos pueblos indígenas sean obligados a abandonar su lugar de origen producto de la desforestación que ha ido en aumento, así como también el establecimiento de diferentes ranchos en la zona.

Diferentes expertos creen que la tribu en cuestión forma parte de la cultura Ayoreo Totobiegosode, grupo que es más bien apartado y cuyos encuentros con la civilización en tiempo pasado fue más bien violento. Siendo justos con la información brindada hay que aclarar todavía no se ha visto ningún aborigen, sin embargo, las autoridades afirman tener evidencias irrefutables de su existencia al encontrar trampas para cazar tortugas, ramas rotas y muchísimas huellas.

Las empresas brasileras referidas anteriormente, River Plate y BBC, compraron las tierras donde esta tribu está asentada, continuando así con un plan de adquisición que ha sido sistemáticamente llevado a cabo con la finalidad de aumentar el registro de tierras para el pastoreo y también la desforestación ilegal – motivo por el que ya han sido citados el 2011.

Si estas compañías continúan desforestando el Chaco, las tribus que viven en estos lugares se verán obligadas a asentarse en pequeñas cabañas o simplemente a esconderse de la civilización que no les entiende y les compele a incluirse en un plan del que no han participado jamás.

Debido a que esta tribu es una de aquellas que nunca ha tenido contacto con el mundo exterior, es preciso hacer conexión con absoluta cautela. Otro de los problemas que puede generarse es que estas personas no tienen anticuerpos frente a enfermedades para los que nosotros sí estamos preparados, es por esto que se debe contactar lo justo y necesario con ellos para no generar un efecto devastador en la tribu.

Por el momento el gobierno de Paraguay no ha decidido cómo proceder, no obstante se ha llamado a investigar el fenómeno de las huellas y las trampas con cautela, además de evitar vender más territorio que pueda ser hogar de tribus indígenas como ésta.

Puntaje: 
Sin votos aún