Barrera de Coral en Belice
Barrera de Coral en Belice

Producto del calentamiento global son muchas las cosas a las que nos enfrentamos, sin embargo, una de las más preocupantes es que hay varias maravillas naturales que desaparecerán de forma irremediable. Algunas de las cosas que se perderán producto del calentamiento son la Gran Barrera de Coral (desaparecería el 2030), los Alpes Suizos en el Monte Kilimanjaro y el Parque Nacional de los Glaciares (desaparecerá en menos de 40 años).

En caso que el calentamiento global continúe con la velocidad que lleva, se espera que el derretimiento del Ártico cubra el Polo Norte y con ello, se extingan los osos polares y otras especies. Efectivamente para los turistas las “ruinas” y las “bellezas naturales” son áreas que se debe preservar con mucho cuidado, pero poco se puede hacer cuando el cambio es global y se escapa de las manos de unos pocos.

1

Barrera de Coral de Belice

Barrera de Coral Belice

De forma lamentable, tal y como ocurre con la Barrera de Coral de Australia, la Barrera de Coral de Belice se encuentra actualmente en una situación precaria. El problema de “decoloración” que se aprecia en una parte de la barrera que se extiende en el arrecife mesoamericano de 700 millas de longitud (desde México a Honduras), tuvo lugar en 1998 cuando se perdió cerca del 50% de los corales.

Producto del calentamiento global, el blanqueo y la contaminación agrícola – entre otras cosas – es factible que no se tenga oportunidad de ver este majestuoso espectáculo natural en unos años más.

2

Cuenca del Congo

Cuenca del Congo

La Cuenca del Congo, para quienes no lo sepan, es la segunda selva tropical más grande en el mundo (después del Amazonas), ello gracias a sus más de 1.3 millones de millas cuadradas. Según las Naciones Unidas, es muy probable que dos tercios de esta hermosa selva se pierdan para siempre a contar del 2040, cuestión que hace fundamental el preservar el entorno desde ahora.

Este lugar se extiende entre seis países, tiene diez millones de hectáreas de bosque que sufren cada año producto de la minería, tala de árboles indiscriminada, ganadería y como no, las clásicas guerras. En este mismo sitio también se hallan en peligro especies como los “gorilas de montaña”, “elefantes del bosque”, “okapis”, entre otros. Uno de los efectos adversos de la disminución de este bosque es la generación de menos oxígeno en el mundo (se absorbe menos dióxido de carbono), baja la cantidad de lluvias y el cambio climático se agudiza.

3

El Mar Muerto

Mar Muerto

Durante los últimos cuarenta años el conocido “Mar Muerto” se redujo a un tercio su tamaño original, además de haberse hundido 80 pies, lo que nos da un promedio de 13 pulgadas por año en pérdida de nivel.

El problema que atraviesa este lago es que su única fuente de agua es el río Jordán, el que a su vez ha sido utilizado por muchísimo tiempo por ciudades (cada vez más) como un verdadero grifo de este recurso. Conforme las previsiones obtenidas, puede que en 50 años más no quede Mar Muerto para visitar

4

Los Polos

Polo Norte

El Instituto Oceanográfico de Woods Hole, el instituto sin ánimo de lucro más grande en el mundo, estima que en los próximos años producto del calentamiento global se perderá cerca del 80% de la población de pingüinos emperador de la Antártica, mientras que muchas otras especies en el lugar estarán amenazadas de extinguirse.

Como ya lo mencionamos anteriormente, el Oso Polar es una de las especies que más rápidamente puede verse afectada por la falta de hielo marino (baja un 3% cada 10 años), el cual sirve como recipiente para que crezca “fitoplancton”, el que a su vez es alimento para el zooplancton y otros crustáceos como el “krill”, los que a su vez forman parte de la cadena alimenticia de diversos peces, focas, ballenas, osos polares y los mismos pingüinos.

En breve publicaremos la segunda parte de las maravillas naturales en proceso de extinción. No olviden dejar sus comentarios, gracias.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)