Volcanes en San Pedro
Oasis de San Pedro, lleno de volcanes

Con una superficie de unos 75176 kilómetros cuadrados, Atacama es una de las regiones de Chile más visitadas por los turistas, y es que ésta destaca por poseer una rica cultura histórica y además ser el desierto más árido del mundo. Las temperaturas son sumamente extremas, es así como en las noches se pueden registrar unos 25º bajo cero y en los días 30º a la sombra, aún así sigue siendo interesante el visitarlo puesto que existen distintas excursiones en donde se muestra la historia de la zona, los vestigios culturales y las aventuras españolas, las cuales confiaban se encontraba por ese camino el conocido “El Dorado”.

Algunas de las atracciones de este hermoso Desierto de Atacama son el espectáculo que se vive por el llamado “Invierno Boliviano”, el cual nos permite ver con todo su esplendor durante los meses de Enero y Febrero, un fenómeno que se conoce como “desierto florido”, ya que por esos meses hay algunas lluvias y varias tormentas eléctricas que hacen florezca el árido desierto.

Algunos de los minerales que se pueden encontrar en la zona son oro, litio, nitrato, cobre, entre otros, por ello se le conoce como un área bastante rica para el Chile. Atacama en estricto rigor se encuentra en la III región de Chile, limita al norte con Antofagasta, al sur con Coquimbo, al este con Argentina y al oeste con el Océano Pacífico.

Como una especie de preámbulo vale la pena mencionar que hace unos 10.000 años este lugar era un territorio poblado por una cultura muy interesante, la que se desarrollo en este árido lugar en torno al conocido oasis de San Pedro, por lo que también la gente se fue acostumbrando a vivir en un lugar lleno de volcanes, salares, lagunas y quebradas.

En el caso de que pensemos seriamente irnos a Atacama, entonces tenemos dos opciones muy interesantes en hospedaje, la primera de ellas es el hotel Blanco Encalada de Atacama y el segundo se conoce como Larache, quien además ofrece viajes y excursiones turísticas en la zona.
Actividades en Atacama.

Algunas de las cosas que podemos hacer en Atacama son por ejemplo las famosas excursiones, dentro de éstas destacan las variantes de bicicleta, cabalgatas, caminatas, ascensos de montaña e incluso las observaciones astronómicas, por ello habrá que quitarse de la cabeza que el desierto es sinónimo de aburrimiento, Atacama es la muestra perfecta de ello. Cada una de las exploraciones, dependiendo del tipo que sea, podrá durar un par de horas o inclusive todo el día, por ello hay que tener cuidado al elegir la modalidad, pues la exigencia resulta variable.

Las actividades por lo general se orientan a lo que significa la naturaleza inmersa en Atacama, por ello iremos desde los volcanes, a las montañas y luego pasaremos por salares y hasta el hermoso oasis de San Pedro, donde seguro nos pasaremos un rato muy agradable.

Como una de las principales alternativas es visitar San Pedro, hay que comprender la altura es un acápite importante en las excursiones, por ese motivo hay que aclimatarse poco a poco para evitar problemas. No deberemos extrañarnos en un momento dado de estar a unos 4000 metros de altura, inclusive llegaremos a los 4500 metros, si aguantamos, pues la montaña da para eso sin problemas.

Para los que se hayan interesado en las excursiones, podemos agregar como dato referencial que las exploraciones no son en grupos más grandes que ocho personas, así también los guías que las realizan manejan un perfecto inglés e incluso algunos manejan el alemán, por lo que no hay problemas de comunicación. En general los visitantes deberán de estar preparados para elegir unas 14 alternativas bastante variadas para realizar en todo el tiempo que permanezcan en la zona, lo que definitivamente constituye todo un panorama.

Las cabalgatas son sin duda una experiencia interesantísima, aunque vale la pena destacar el hecho de haber tenido previamente que aclimatar a los caballos pues no es su hábitat natural, por la altura, aún así existen más de 10 recorridos diversos donde disfrutaremos de una experiencia hermosa con dunas, valles y llanos por doquier.

También Atacama es requerido para la astronomía, por esa razón los turistas pueden disfrutar de lo mejor del Hemisferio Sur, pues los cuerpos celestes difícilmente se ven mejor que en los cielos limpios de Atacama. Dentro de este apartado, hay que advertir dependerá finalmente de la época del año en al que nos aventuremos al desierto de Atacama, y es que por los movimientos de la tierra se observan distintas estrellas, galaxias y cúmulos.

En suma, visitar Atacama es una experiencia que no se debe dejar, puesto que la magia del desierto cautiva tanto a visitantes locales de Chile como a cientos de extranjeros que todos los años se deciden por dejar la actividad tradicional de sus vidas por vivir un tiempo en completa libertad, con un clima de contrastes y con la naturaleza al máximo.

Agregar comentario