Algonquin, Hotel Rex, Blantyre.

Hotel Algonquin
Hotel Algonquin

Cada vez más con el afán de captar a un determinado tipo de público, los hoteles tienden a focalizarse en determinadas cosas como ser la tecnología, el diseño, el lujo o como en el caso que convoca hoy un tema. Ene este caso se trata de hoteles cuyos servicios, decoración, etc., están primordialmente concebidas para los amantes de los libros.

1

El Algonquin - Manhattan

Este hotel es histórico puesto que fue el lugar donde se celebraba la Mesa Redonda del Algonquin, un grupo de escritores, periodistas, críticos, etc., del Nueva York de los años 20 entre los que estaban George S. Kaufman, Edna Ferber, Franklin P. Adams, entre otros. Ellos se reunían diariamente en el Salón del Hotel Algonquin y cuyas tertulias posteriormente se veían relejadas en las columnas que muchos de ellos escribían en el diario New Yorker. Este grupo selecto de influyentes personalidades de la cultura, se autodenominó círculo vicioso. El hotel mantiene mucho del espiritu de aquellos días y desde que se asoció con Penguin USA, se realizan lecturas de libros de famosos autores.

2

Hotel Rex- San Francisco

El nombre del hotel es en honor al poeta norteamericano Kenneth Rexroth. En el tienen lugar algunos de los eventos literarios más importantes entre los que destacan: Quake Lit festival anual de literatura de San Francisco. Las zonas comunes como el vestíbulo, el salón, la zona de estudio e inclusive el bar (cuyo nombre es Vicious Circle haciendo referencia al Algonquin, célebre mesa redonda de Nueva York conformada por un grupo de escritores, actores, críticos, etc.), están llenos de libros y de arte de los años treinta y de citas de escritores como por ejemplo Hammet o Steinbeck. Y como un detalle que confirma la importancia que en el hotel se le asigna a la literatura, está la solicitud que se hace a los huéspedes para que donen 1 dólar para la organización local 826 Valencia, que anima a los jóvenes a escribir.

3

Blantyre – Massachusetts

Se trata de un hotel de lujo emplazado en un paisaje natural bellísimo, que fue construido en 1902. Los libros son uno de los grandes atractivos presentes en todos los espacios, cuenta con más de 4.000. En las habitaciones los televisores se encuentran ocultos, mientras que los libros son exhibidos con orgullo. En la sala principal hay una estufa a leña y cuenta con una terraza cerrada, lugares ideales para crear un ambiente de retiro e inserción en la buena lectura. Además del fuerte acervo cultural representado en la literatura, el hotel es centro del Festival de Tanglewood uno de los festivales de música más importantes del mundo y del Jacob's Pillow music festivals, el festival de danza más largo de los Estados Unidos.

Comentarios

En un tiempo en el que el avance tecnològico nos lleva a límites impredecibles, desde luego que van de la mano con el desarrollo del hombre en su habitat natural, nuestro mundo. Quienes apetecen la lectura se va convirtiendo en un grupo selecto y sanamente privilegiado por su mismo ego. De allì que me parece formidable saber que en el mundo hay Hoteles cuyo objetivo sea el de atraer al turista con el invalorable habito de la lectura. Soy de aquellos que piensa que el libro jamàs morirà y nos reconforta sabere que hay millones en el mundo para quienes un libro, una novela, un ensayo, etc es partre fundamentalk de la vida.

Agregar comentario