Desde clases para mascotas hasta productos elaborados para cada persona, la competencia obliga a los empresarios a innovar para atraer más clientes y hacerlos huéspedes habituales.

Servicios especiales en hoteles

Sin duda que la creatividad es un elemento altamente eficaz en la creación de productos y servicios originales, incluso, puede hacer la diferencia entre una oferta tentadora y una oferta fuera de serie. Esa es la estrategia que algunos empresarios hoteleros parecen estar aplicando para atraer clientes tan originales como los servicios que demandan. ¿La razón?, según Steven Lance, especialista de marketing hotelero, los hoteles deben superarse unos a otros con servicios que verdaderamente los hagan sobresalir.

Una muestra de lo que se puede lograr con imaginación y mucho capital, son los siguientes hoteles que encabezan la lista de “servicios originales”.

Crear su propio aroma

El hotel Ojai Valley Inn & Spa, en California, crea para sus huéspedes, una mezcla totalmente personalizada a partir de aceites esenciales, cuya fórmula es cuidadosamente preservada para que los clientes cuenten con jabones, sales y aceites de baño de uso exclusivo en cada visita. Rentate Collins, supervisora del programa, asegura que la experiencia es poderosa, “se trata de un olor único en el Universo, que estimula el nivel físico, emocional y espiritual”. Como se desprende de esta descripción, no puede haber un servicio más personalizado.

Mascotas deportistas

El Loews Coronado Bay Resort & Spa, puede incluir a las mascotas caninas de los huéspedes en la matrícula de la Academia Coronado Surf, donde los perros reciben clases para convertirse en verdaderas estrellas deportivas. Los singulares alumnos aprenden a surfear las olas y pasear en sus tablas por la orilla. Otros detalles que ofrecen para consentir a los cachorros es el servicio de comida especial así como pantaloncillos y pañuelos de surfistas en una pequeña tienda local llamada Lucky Dog.

Condimentos y especies a la medida

El hotel Four Seasons Resort Whistler acaba de redimensionar el concepto “a su gusto”, permitiendo que los clientes escojan los condimentos y especies para sazonar sus filetes. Luego de pasearse por los jardines donde se cultivan las especies, los clientes hacen su selección, para luego proceder a la elaboración de una mezcla exclusiva que luego será envasada y etiquetada. La receta se registra en la base de datos, y cuando el huésped regresa a hospedarse en otra ocasión sus alimentos serán preparados según indica la receta personal. El servicio está a cargo del chef Mays Edison, del restaurante Sidecut.

Un estudio de grabación para clientes

En Portland, Jamaica, la música forma parte de la vida cotidiana, y si se quiere destacar en atenciones a los visitantes, es lógico que la innovación esté relacionada con los sonidos. Esa es la estrategia que decidió emplear el hotel Geejam. La puesta en práctica tiene lugar en un espectacular estudio de grabación, que cuenta con lo más avanzado en tecnología, donde los huéspedes pueden grabar sus propias canciones, guiados por expertos ingenieros. Los interesados pueden seguir el proceso de grabación paso a paso, escogiendo entre grabar a capela o con pistas ya concertadas, luego de lo cual reciben un CD con el resultado final de las sesiones de trabajo.

Jugar polo con los profesionales del mundo

En Uruguay existe un hotel que brinda a sus huéspedes la oportunidad de utilizar las instalaciones de uno de los campos de polo más importantes de Latinoamérica. Se trata de Estancia Vik José Ignacio, un hermoso refugio privado en Punta del Este. En estas instalaciones se dan cita campeones mundiales, y el solo paseo y disfrute del club ya es un verdadero privilegio, con sus impresionantes vistas de la laguna y del Océano Atlántico.

Agregar comentario