Información sobre Praga

La ciudad que vio nacer a Kafka es un lugar que resulta imposible de abandonar porque embarga desde que se pisa su territorio. Praga, la capital europea de los mil campanarios, disfruta de luz y de una historia de pasado de postín. De esta forma funde una belleza legendaria con la magia de su mezcla de estilos arquitectónicos. Su fundación, hace más de mil años, hace que también se conozca a Praga como el corazón de Europa. Bienvenido/a.

Cuándo ir

Praga se ha convertido en un destino para visitar durante todo el año, pero las últimas semanas de la primavera y finales del verano son las mejores épocas. Suele hacer calor y es posible disfrutar de las terrazas de los bares y restaurantes. En verano hay demasiada gente, por lo que el turista deberá planear su estancia con mucha antelación y reservar hotel lo antes posible. Si visita la capital de la República Checa fuera de temporada no tendrá que abrirse paso entre la multitud de turistas y se beneficiará de las tarifas hoteleras de temporada baja.

Clima

El clima de Praga es variado a causa de la forma del país y a las diferencias de altitud. Los veranos, bastante calurosos, se prolongan en agradables otoños, pero los inviernos pueden ser rigurosos. Las precipitaciones anuales son de 487 mm, con máximas en julio y agosto y mínimas en febrero. La temperatura media anual es de 9 grados centígrados.

Cómo llegar

En avión: La mayoría de los viajeros llegan por avión a Ruzyne, a 19 kilómetros del centro de Praga. En el teléfono 22 113 314, dan información en inglés sobre vuelos. También existe información en www.csa.cz, la web de las líneas aéreas checas. Las furgonetas de la terminal llevan hasta cerca del centro de la ciudad checa. Los billetes se venden en el quiosco de prensa del aeropuerto.

También se puede tomar la línea local de autobús 119 hasta Dejvická: desde aquí, hay un breve trayecto en metro hasta el centro de Praga. El taxi es el medio de transporte más rápido de llegar al centro desde el aeropuerto, pero los taxistas no son muy honestos. Acuerde el precio de la carrera de antemano.

Si viaja en coche tenga presente que el aparcamiento en el centro está muy regulado y las señales no son siempre comprensibles. Muchos hoteles tienen aparcamiento. Las cuatro estaciones de tren de Praga tienen acceso a la red de metro.

Costumbres

Las normas de cortesía no son muy diferentes de las que imperan en el resto de Europa. Es costumbre decir buenos días (dobrú den) al entrar en una tienda u oficina y adiós (na shledanou) al salir. Si le invitan a una casa particular, apreciarán que lleve un pequeño obsequio. En algunas casas le pedirán amablemente que se quite los zapatos. En las tabernas y restaurantes más económicos es habitual que los distintos grupos de comensales compartan las mesas cuando escasean las plazas.

Consejos prácticos

Aunque muchos hoteles disponen de adaptadores (220 voltios) para ordenadores, secadores de pelo, es aconsejable comprarlos en el país de origen.

En cuanto a la ropa, hay que ir preparado para cambios extremos, sobre todo en invierno, cuando las temperaturas varían desde frescas hasta muy frías.

Resulta aconsejable suscribir un seguro de viaje.

Información adicional sobre Praga

Haga clic en cualquiera de las secciones mostradas a continuación para obtener más información sobre Praga:

Puntaje: 
Sin votos aún