Esta moderna metrópolis posee características únicas, y ofrece a los visitantes la oportunidad de apreciar un estilo de vida diferente, en permanente reto a la imaginación

Tokio, contraste entre tradición y modernidad

Con sus 12 millones de habitantes, la ciudad nipona posee una singular combinación de manifestaciones culturales antiquísimas con las más avanzadas muestras de tecnología, lo que hace imposible catalogarla de manera convencional. Templos construidos en siglos pasados, se mezclan con rascacielos y luces de neón, y a primera vista, la ciudad parece sucumbir a la vorágine de vehículos contaminantes, sin embargo, abundan las plazas y rincones rodeados de plantas, flores y manantiales, en un contraste permanente con el entorno.

Las estadísticas demuestran que el turismo ha aumentado en cifras sin precedentes en los últimos años, lo que ha llevado al gobierno a simplificar las instrucciones para orientarse en la ciudad. Los mapas colocados en el metro han sido recientemente modificados para que los viajeros puedan desplazarse fácilmente. Hay abundante señalización en inglés, pero es necesario dominar algunas expresiones en japonés, para poder desenvolverse con cierta seguridad por las calles, y acceder a los principales servicios.

La mejor época para viajar

Los mejores meses son marzo, abril, mayo, octubre y noviembre, pero es vital evitar llegar la última semana de abril, o la primera de mayo, pues son las semanas en las que los japoneses salen de vacaciones y se vuelcan a viajar copando trenes y hoteles, mientras los comerciantes aumentan los precios aprovechando la ocasión.

Cómo llegar a Tokio

La ciudad cuenta con dos aeropuertos internacionales, el Narita y el Haneda, pero en realidad los vuelos internacionales llegan al Narita. El aeropuerto de Haneda actualmente está destinado al tráfico aéreo nacional y regional.

Las líneas aéreas japonesas son Japan Airlines JAL, y ANA, y las principales líneas aéreas foráneas que llegan a Tokio son las siguientes:

  • Air China
  • Alitalia
  • Air France
  • American Airlines
  • Air India
  • British Airways
  • Cathay Pacific
  • Continental Airlines
  • Korean Air
  • KLM
  • Lufthansa
  • Malaysia Airlines
  • Singapore Airlines
  • Thai Airways
  • United Airlines
  • Virgin Atlantic

Tiempo aproximado de vuelo

Desde las capitales europeas el viaje dura aproximadamente 12 horas, desde Nueva York 14 horas, y desde Los Ángeles, 12 horas de vuelo. No se paga impuesto de llegada, y el impuesto de salida suele estar incluido en el pasaje aéreo. Las principales capitales latinoamericanas tienen vuelos directos a Tokio con un promedio de duración de 12 a 15 horas de viaje.

Viajar por mar

No existen servicios de transporte marítimo internacional hacia Tokio, sin embargo, hay un número considerable de ferris de pasajeros y vehículos, que conecta a la ciudad con otros puntos de la región. El puerto se ubica en la zona de Ariake, y ofrece tiendas de recuerdos y un bar, así como un centro de información de salidas y llegadas.

Llegada al aeropuerto

El aeropuerto internacional de Narita, está ubicado a unos 66 kilómetros del centro de Tokio. Sus instalaciones incluyen taquillas de cambio de divisas (aproximadamente 110 euros por yen, y 85 dólares por yen), cajeros automáticos, agencias de viajes, restaurantes, tiendas libres de impuestos, información turística, oficinas de correo, duchas y salas de estar (se reservan hasta con un mes de anticipación por internet), guarda equipajes, zonas de entretenimiento infantil y una clínica.

Transporte local

Existe una red ferroviaria nacional, que ofrece el Narita Express y el Skyliner, con salidas frecuentes y muy confortables desde el aeropuerto hacia la zona metropolitana. Los viajeros cuentan asimismo con los Airport Limousines, una línea de buses de lujo, que sale cada hora hacia los principales hoteles del centro. Dependiendo del tráfico y la ubicación del destino, el viaje dura unos 90 minutos.

En cuanto a los traslados en la ciudad, las diversas líneas del metro, los trenes y los buses, comunican de manera rápida y eficiente todas las zonas de la capital. El metro es el mejor medio de transporte, si bien, el algo anticuado, presta un excelente servicio.

Hay una línea de trenes llamada Yamanote, que viaja rápidamente por las principales vías y zonas de interés. También están los buses, para trayectos cortos en zonas céntricas; por último están los taxis, imprescindibles a determinadas horas. El servicio es caro, pero las tarifas están establecidas, no se engaña a los turistas y son sumamente cómodos y seguros.

En sucesivas entregas continuamos con recomendaciones sobre qué hacer en la ciudad, los mejores hoteles, gastronomía, restaurantes y principales atracciones para disfrutar Tokio a lo grande.

Agregar comentario