Entre las principales atracciones del antiguo continente nos encontramos con la posibilidad de viajar de destino en destino en tren. Se trata de una propuesta imperdible

Europa en tren
Foto cortesía de galenfrysinger

Preparar el viaje

Antes que nada es necesario preparar nuestro viaje, y para ello lo más importante es definir que destinos visitaremos. Esta información, preferiblemente con mapa en mano, será la columna vertebral para iniciar nuestra aventura.

La organización del viaje consiste en primero identificar los destinos y posteriormente comenzar a ver rutas. Para la segunda tarea, cabe destacar que las mejores rutas de tren, están en las ciudades principales y grandes capitales. Pero a nivel económico las ciudades y pueblos aledaños son una excelente fórmula para ahorrar dinero.

Como ejemplo plantearemos un viaje con 5 destinos diferentes a los que es posible viajar en tren, de manera muy económica. Si se sale de España (Madrid –Barcelona) es posible organizar una ruta en la que se incluya París, Lille, Brujas, Bruselas y Ámsterdam a precios muy interesantes. Esta ruta comenzaría con un tren que viaja directamente a París, pero además se puede planear según los destinos que más nos interesen.

Billete de Tren

Destacaremos que cuando se viaja en tren no existe ninguna clase de presión por perder el tiquete, ya que en Europa existe un convenio entre las principales compañías de trenes de cada país, según la cual es posible contar con un solo billete y tener la amplitud y disposición indicada para ruta o cada tour planeado. Así que si se indican los destinos claramente, es posible comprar un billete abonado, que tendrá un valor económico global.

La única tarea que tendrá el turista es acercarse a cada una de las estaciones, o en su defecto confirmar por Internet, los horarios más convenientes para continuar con su tour. Cabe destacar que un viaje por los 5 destinos antes mencionados, puede llegar a costar menos de 150€, y además convertirse en toda una experiencia.

Presupuesto

En ocasiones pensamos que viajar será siempre estar en hoteles 5 estrellas, contar con aviones de primera clase y sentirnos a total confort. Lo mejor de la cultura europea es que lo más importante siempre es conocer, lo cual es posible hacer de miles de maneras, teniendo en cuenta que incluso hay hoteles y pensiones en las que una noche puede costar menos de 20€. Estamos hablando de aquellos lugares para quienes solo desean caminar y caminar, quienes buscan un hostal limpio que cuente simplemente con una cama para descansar y un baño donde ducharse.

En cuanto a comida, lo de siempre, hay supermercados donde comprarla más barata, o simplemente se puede utilizar el dinero ahorrado en transporte y hotel para comer en interesantes restaurantes de cada destino.

Agregar comentario