Atracciones de Valencia

La ciudad de Valencia, centro industrial, financiero y comercial por excelencia de la Comunidad Valenciana, ha recibido un impulso urbanístico de tal magnitud en las últimas décadas, que se ha convertido también en un centro turístico de primer orden. Y es que encantos no le faltan en absoluto.

Lo indispensable de la visita a la tercera urbe de más importancia en España es su casco viejo, donde se ubican la Catedral (siglo XIII), que custodia el Santo Grial que ofició Jesucristo en la última cena, y su inseparable Miguelete, torre de 63 metros de altura cuyo ascenso dispensa una de las mejores panorámicas de Valencia.

El Palacio del Marqués de Dos Aguas es una magnífica muestra del arte barroco valenciano y alberga el Museo Nacional de Cerámica. Mientras la espléndida fachada de la Estación del Norte, de estilo modernista invita a una visita por su interior. A su lado emerge la gran Plaza de Toros. En pleno centro de la ciudad, frente al no menos bello Mercado Central (de 8.000 metros cuadrados y de 1.300 puestos de venta), se levanta la Lonja de la Seda, joya del gótico civil, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

También monumentales son las plazas de la Virgen y de la Reina, donde se congregan cientos de personas a diario. La Basílica de los Desamparados es el edificio religioso más importante en la Valencia del siglo XVII.

Dentro del patrimonio monumental de mayor postín para ser contemplado de cerca sobresalen las Torres de Quart y las Torres de Serranos. Las primeras son un ejemplo robusto y compacto de construcción militar de estilo gótico tardío. Las segundas son del siglo XIV y dan paso a lo que antaño fue la ciudad medieval.

La otra parte de Valencia y más moderna es, sin duda, la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Se trata de un gran conjunto arquitectónico único y funcional de 350.000 metros cuadrados creado para la difusión científica y cultural. Consta del Museo Príncipe Felipe de las Ciencias, el Hemisféric, el Umbracle, el Palacio de las Artes y sobre todo del Oceanográfico, el mayor de Europa en su género. Es una parada obligatoria para cualquier visitante que se acerque hasta Valencia. Diversión garantizada con los pingüinos, tiburones y orcas, entre otros inquilinos acuáticos.

Para los amantes del arte, instalado en un moderno edificio próximo al antiguo cauce del río Turia, el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) se ha convertido en uno de los principales museos de arte moderno del país. También cobran realce e imponencia el alzado de dos bellos edificios: el Palau de la Música, donde predomina el cristal, y el Palacio de Congresos, ubicado cerca del recinto ferial, es un inmueble vanguardista obra de Norman Foster.

Si lo que se pretende es pasear al aire libre, nada mejor que recorrer los jardines del Turia, 10 kilómetros de zonas verdes urbanas en lo que antes era el discurrir del río Turia, hoy desecado. El espacio que rodea el casco histórico, se ha dotado de instalaciones deportivas y recreativas para pequeños y adultos.

Y junto a la playa, el viajero puede disfrutar de pasear por el paseo marítimo de la Malvarrosa, junto al puerto, para a continuación, degustar una excelente paella en uno de sus numerosos restaurantes y por la noche dejarse caer por algunas de las discotecas que adornan todo el litoral. Sin alejarse de las aguas, uno se debe dejar caer por el recinto portuario transformado con motivo de la última Copa América de Vela y que ahora acoge un gran premio de Fórmula Uno, en la que destaca el imponente y bello edificio Veles i Vents.

Información adicional sobre Valencia

Haga clic en cualquiera de las secciones mostradas a continuación para obtener más información sobre Valencia:

Puntaje: 
Sin votos aún