Qutb Minar
Qutb Minar

Viajar a Nueva Delhi sin duda que es toda una aventura, y es que la capital de la República India se transformó con el paso del tiempo en la metrópolis independiente de esta región, contando con 321,883 habitantes desde el año 2006.

Su clima es propio del sudeste asiático, aunque quizás podría caracterizarse por ser un tanto más seco, teniendo una estación húmeda en verano y otra temporada seca. Las lluvias son escasas y por lo general hay bastante sol, por ello los turistas deberán mantenerse al día antes de viajar a esta localidad, pues inspira atracción y diversión desde el primer minuto en que se pisa suelo de Nueva Delhi.

Una de las cosas que gustan mucho a los turistas son algunas de las grandes celebraciones que se realizan, por ejemplo el día de la República y el cumpleaños de Gandhi, también conocido como “Gandhi Jayanti”. En general podríamos decir que se disfruta bastante de las fiestas y celebraciones en esta metrópolis, por esta razón entendemos que las noches y los días jamás pasar desapercibidos para quienes busquen nuevos aires y un entretenimiento que le permita olvidarse de las viejas y monótonas costumbres del lugar del cual provienen.

Con todo, hay que reconocer que la gran mayoría de los turistas que se intentan aventurar a esta capital de la India, lo hacen sencillamente por la cantidad de atracciones que en ella se encuentran, por ello hemos querido enumerar un pequeño listado de al menos 10 de las atracciones que nos parecen imperdibles para los aventureros que por primera vez se avecinan por Nueva Delhi.

1

Fuerte Rojo o Lal Quila

Se trata tal y como lo dice su nombre de un fuerte que posee grandes murallas y que en parte pertenece a los vestigios de la historia de aquello que fue una vez la Vieja Delhi. En este lugar podremos encontrar toda una decoración propia del siglo XVII, donde se construye nada menos que la residencia del emperador, su familia y sus cortesanos. El diseño y la proporción de estos edificios, además de la delicada decoración que ostentan, no sólo resulta bello a la vista de cualquiera, sino que además se distingue por poseer un corte militar bastante evidente. Uno de los detalles que llama mucho la atención a los visitantes es la llamada “Puerta de Lahore”, precisamente la parte oriental del fuerte, la que representa un símbolo peculiar de lucha por la independencia, considerándose aún hasta los días de hoy un verdadero santuario para esta República.

2

Jama Masjid

Se trata nada menos que de una mezquita que se posiciona como la más grande de toda la India, concentrando también una cantidad de detalles que la posicionan como una verdadera obra maestra, propia del afamado constructor arquitectónico Mughal, Shah Jehan. Se caracteriza por poseer un patio sumamente grande, poseer tres puertas, éstas con un diseño donde se dejan entrever de forma evidente grandes arcos, cúpulas y espacios donde se respira y aprecia paz y tranquilidad. Si lo que queremos es hacer un conteo en relación a la cantidad de fieles que puede acumular, digamos hace un total de 25,000 personas, por lo que realmente encontrarnos con este imponente edificio es algo increíble. Existe la posibilidad de subir unos estrechos 122 escalones que nos llevan a lo alto de la construcción, donde la recompensa está en observar en pleno una vista panorámica extraordinaria, aunque no todos serán capaces de hacerlo por cierto. Como somos primerizos en la visita a Nueva Delhi, hay que señalar se prohíbe la entrada en pantalón corto o camisa de manga corta, aún así es factible solicitar una pañoleta.

3

Qutb Minar

Esta inmensa torre que fue construida al terminar el siglo XII, conmemoró la conquista musulmana de esta región; con una imponente altura de 238 pies, se puede ver en la base una construcción roja que es decorada con caligrafía que evoca a los versos del Corán. Como un detalle decorativo, cualquiera puede observar cómo los primeros niveles se encuentran perfectamente adornados por un mármol color blanco, así también el minarete se levanta por encima del emplazamiento a los monumentos islámicos más tradicionales de toda la India, por lo que es una de las atracciones que definitivamente tendremos que visitar pues tiene más allá de un valor estético, uno histórico por encontrarse a un lado del Quwwat-ul-Islam - que es nada menos que la primera mezquita construida en la india - Junto con ver todo lo anterior además tendremos la posibilidad de encontrar en el centro un pilar de hierro que fue edificado en el siglo cuarto con inscripciones tardías del periodo Gupta.

4

Rashtrapati Bhavan y Rajpath

Este es quizás uno de los monumentos más hermosos a los que podríamos ir en nuestra visita a Nueva Delhi, y es que discurre entre edificios de la Secretaría del Estado y la Puerta de la India, donde el diseño de esta construcción corresponde a una de tipo formal que engalana una avenida donde se alinean árboles, fuentes y una gran piscina. Esta obra de arte es sin duda la muestra del poderío colonial, así Rashtrapati Bhavan es un increíble palacio, el que dicen debe ser mucho mayor que el de Versalles. Fue construido para servir de residencia al virrey y actual de residencia del Presidente de la India.

5

Museo Nacional

Tendremos que hacer un alto en esta oportunidad, pues efectivamente es bastante probable que durante nuestra visita no tengamos deseos de visitar un museo, aunque mucho cuidado con lo que pensamos ya que no se trata de cualquier museo, sino de uno que alberga piezas de más de 5000 años de antigüedad, donde se destacan excavaciones de los yacimientos de obras tan antiguas como la estatuas del imperio Maryan, por ejemplo, terracotas de Gupta, entre otras.

Continuación de la segunda parte sobre las atracciones en Nueva Delhi.

Puntaje: 
Sin votos aún