Vacaciones
Vacaciones

Ir de vacaciones es un sueño para cualquiera, pero debemos reconocer que no todos poseen el mismo presupuesto para salir a divertirse o visitar nuevas ciudades, por lo que el primer consejo que debe seguirse es “si queremos lujo hasta el último minuto al mejor precio, hay que hablar con las compañías inmobiliarias pequeñas o con los propios dueños de las propiedades”.

Hay tres puntos que es preferible tenerlos muy en claro, estos son:

  • Los arriendos siempre serán uno de los factores más onerosos de nuestras vacaciones, por lo que se debe tratar siempre de hablar con los dueños directamente o inmobiliarias pequeñas.
  • Investigar sobre nuestro próximo destino y quienes arriendan la propiedad, es una excelente idea cuando se cuenta con sitios como TripAdvisor.com
  • Cualquier duda o consulta respecto de la propiedad que se pretende arrendar, debe quedar resuelta en la primera visita o antes de arrendar.

Ir de vacaciones no significa necesariamente el “hospedarse en un hotel”, y ello lo mencionamos a propósito de las sensaciones que provoca el arrendar una casa o departamento que nos posicione en medio de la ciudad, cerca de la playa quizás, en el que podemos cocinar, salir a caminar con libertad y tener la privacidad máxima a la que podríamos aspirar. Para vivir una vacación verdadera en una ciudad extraña, no hay nada mejor que vivir como si fuera nuestra ciudad.

Vacaciones a lo grande o quizá no tanto, cuestión de precio

El precio siempre será el indicador que marque el nivel de vacaciones que podemos tomar, y es que se puede vivir a lo grande o también de forma austera… todo depende del presupuesto y las ganas de hacer cosas. Dependiendo de la fecha en que decidamos viajar, los precios de los arriendos dependerán, así también el de las cosas en el comercio local.

Quienes decidan viajar lejos, no podrían escoger una mejor estrategia para ahorrar que compartir vacaciones con amigos, pues en arriendo y comida se ahorra entre un 50% y un 300% lo que se hubiera tenido que gastar diariamente.

La idea de estudiar el destino al que deseamos ir es conveniente porque conoceremos el funcionamiento de esa ciudad o estancia, el costo de movilizarse, la comida y el comercio en general lo que nos permitirá movernos con libertad y conocer el máximo posible.

Algunos de los detalles que pueden marcar la diferencia en la experiencia vivida son el conocer los días feriados, lugares turísticos, costos de la movilización, horario de funcionamiento del comercio y áreas a las que no se debe ir.

Uno de los cuidados que siempre debe tenerse antes de decidir “viajar o arrendar” es el no dejarse llevar por lo “bueno de las imágenes”. Muchas veces uno ve imágenes de parajes o propiedades que nos hacen soñar en una vacación de lujo, pero la realidad es muy distinta cuando se entregan las llaves y miramos por la ventana.

Los aspectos que deben tomarse en cuenta antes de arrendar son:

  • Distancia del inmueble a la playa o lugares turísticos
  • ¿Vista al mar? Qué es lo que se ve cuando miramos por la ventana
  • Acceso a Internet ¿Tiene WiFi?
  • Cocina ¿Completa o Kitchenette?

Afortunadamente en distintos sitios en Internet como TripAdvisor.com se puede ver todo tipo de opiniones y condiciones reales de los sitios a donde vamos o deseamos ir. Seguir estos consejos puede evitarnos más de un disgusto, dinero y tiempo, por lo que no es recomendado saltarse alguno.

Puntaje: 
Sin votos aún