Entrada a la Piramide de Giza en Egipto
Entrada a la Pirámide de Giza - flickr.com

Para aprender cosas “serias” están los libros. Al llegar a Egipto, se siente la percepción de haber caído “en otro mundo”, otro lugar, otro tiempo.

El chiste clásico de los guías de turismo es que el tráfico es “cairótico”, ¡y tienen razón!
Si el latinoamericano es consciente de no respetar las reglas, en ocasiones, allá directamente no existen. Lo cual da sensación de inseguridad, pero, superado esto “comienza el paseo”.

Hay bastante gente que sabe hablar inglés, por lo que algunas preguntas aunque no sean a los guías, igual es posible hacerlas. Sobre todo están enfocados al “inglés comercial”, o sea, cómo vender algo al turista. El regateo se sigue haciendo como desde hace miles de años. Ojo, hay que acordar bien la prenda o el objeto que sea primero, y luego hacer el regateo, si no, sale más caro.

El menosprecio cultural hacia la mujer es imponente, aunque no tanto como en Turquía, que la mayoría de las veces en los bares y comercios ni siquiera atienden el pedido de las mujeres, y tiene que pedir un hombre. En Egipto eso casi no pasa, el turismo está más globalizado. Una de las cosas llamativas es la televisión. Horas y horas, religiosos cantando el Corán o hablando de él.

Como uno se puede imaginar, el calor es realmente intolerable, aunque no en todos lados.
Dado que las temperaturas muy altas son perjudiciales para la salud de la gente, hay una disposición que indica que si la temperatura ambiente supera los 50ºC, entonces se tienen que suspender las actividades y funcionan estos días como un feriado. Es algo relativamente común.

Lo “tragicómico” es que los termómetros que han puesto hace un tiempo, nunca marcan una temperatura mayor a los famosos 50ºC. Muchas veces quedan sí, en 49 y fracción. Tanto que se habla del calentamiento global, y ¡allí está la solución! Si se quiere que baje la temperatura del planeta, se le tiene que encargar los termómetros a los egipcios, ¡y asunto arreglado!

Por supuesto, un viaje a Egipto, no es tal sin visitar el Museo del Cairo, las Pirámides de Giza, la Esfinge, hacer el crucero por el Nilo visitando en todas las paradas lugares históricos, cuál de ellos más maravillosos, “El Valle de los Reyes”, los monumentos y templos a Ramsés, Hashepsut, Luxor, Karnak, y a la vuelta pasear por Alejandría.

El “Valle de los reyes (del árabe Uadi Biban Al-Muluk) es una necrópolis del antiguo Egipto. Se está trabajando en la etapa de restauración para de esta forma brindar acceso a los turistas. El valle no está abierto en su totalidad al público, pero sí las partes de mayor interés por sus inigualables piezas pictóricas.

Puntaje: 
Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 vote)